FUTURO ROBOTIZADO

La compañía Continental crea un vehículo autónomo y robots de reparto

La empresa de tecnología ha creado un "robotaxi" para entregar paquetes directamente a sus clientes.

continental
Continental crea un vehículo sin conductor.  | CONTINENTAL

Motor Zeta

La tecnología avanza rápidamente y se introduce de lleno en aspectos cotidianos de la vida con el objetivo de tratar de facilitar ciertas tareas. Inspirados en esta idea, la compañía de tecnología Continental ha creado un vehículo sin conductor, integrado con sistemas de conducción asistida, que se complementa con unos peculiares socios. Continental también ha pensado en introducir robots capaces de entregar paquetes a sus clientes. 

Con esta medida quieren contribuír a generar un sistema más eficaz para los ciudadanos. "La integración de un vehículo sin conductor, como el Continental Mobility Experience, y la utilización de un robot de reparto, supone una manera eficaz y eficiente de distribuir mercancías", comentan desde la compañía. 

En muchas ocasiones este tipo de vehículo es denominado como robotaxi o taxi autónomo y formará parte de la cadena de valor de la movilidad integral. También se utilizará en la entrega de mercancías para aprovechar mejor la capacidad de transporte disponible y lograr reducir los tiempos de inactividad. 

Esta idea del taxi autónomo dedicado para la paquetería se avala por los datos que muestran una tendencia ascendete de la demanda del transporte de mercancías por encima del transporte de personas. El jefe de sistemas y tecnología y de la división de chasis y seguirdad de Continental, Ralph Lauxmann, comentó que el servicio de paquetería se puede extender y llegar, incluso, a la puerta de la casa de sus clientes. 

El proyecto de Continental se suma al de otras empresas que ven en el mercado de vehículos eléctricos una oportunidad de expansión y de contribuir a la reducción de emisiones contaminantes. Otro ejemplo de esto es Aptis, un autobús eléctrico que se postula como una solución de movilidad eléctrica desarrollada por la empresa Alstom.