INTELIGENCIA ARTIFICIAL

El sector del taxi experimenta con la inteligencia artificial

Toyota, JapanTaxi, KDDI y Accenture inician las pruebas de un sistema de reserva y envío de taxis basado en inteligencia artificial.

Inteligencia artificial para taxis
Inteligencia artificial para taxis | TOYOTA

Las nuevas tecnologías basadas en inteligencia artificial están a la orden del día. Es sabido que el sector del automóvil está totalmente lanzado realizando cada día más pruebas relacionadas con este tipo de tecnología. Sin embargo, sorprende ver que, esta vez, se trata del sector del taxi. Esta vez, son estos vehículos los que prueban un nuevo sistema que se apoya en la inteligencia artificial (IA). Han sido Toyota Motor Corporation y Japan Taxi Co., Ltd, en colaboración con KDDI Corporation y Accenture, quienes se han lanzado a desarrollar un sistema de asistencia al envío de taxis que predice la demanda. Esta demanda se preverá gracias a predicciones demográficas calculadas, como no podía ser de otra manera, a partir de big data.

Este innovador sistema se sustenta, tal y como ya hemos explicado, en la IA para poder predecir el número de taxis ocupados en Tokio, a partir de unos parámetros correspondientes a una cuadrícula de 500 metros, actualizados cada media hora. Además, el sistema también tendrá en cuanta para sus predicciones factores como la meteorología, la disponibilidad del transporte público y la celebración de acontecimientos de gran escala.

La primera prueba piloto se puso en marcha durante el pasado mes de febrero con el sistema en una selección de taxis de Nihon Kotsu Co., Ltd., empresa filial de Japan Taxi. Gracias a esta prueba ya se ha podido comprobar de qué manera beneficiará este sistema a la sociedad. Y es que, de esta forma, más taxis podrán dar servicio a zonas con mayor demanda y una oferta insuficiente. Además, se acortará el tiempo de espera de los clientes y, al mismo tiempo, se aumentará la tasa de ocupación de los taxis con una distribución óptima de los vehículos que circulen. De hecho, durante la prueba piloto, los taxistas registraron un incremento medio de la facturación mensual de un 20,4%, mientras que el aumento medo general fue del 9,4%.