Conectividad

Seat

Seat y la DGT prueban la conexión entre coches y semáforos

El sistema permitirá al vehículo recibir información sobre el estado de los semáforos y de los paneles informativos.

Pantalla con la información del semáforo.
Pantalla con la información del semáforo. | SEAT

Redacción

En mayo, Audi empezó a conectar sus vehículos a los semáforos en algunas ciudades europeas. De este modo, los vehículos de la firma alemana muestran en el panel de instrumentos la velocidad recomendada a la que el usuario deberá ir para encontrarse el semáforo en verde, reduciendo así paradas y, por tanto, emisiones. Ahora, es Seat la que empieza a probar esta tecnología, aunque mediante unos sistemas distintos.

Con la colaboración de la DGT, el Ayuntamiento de Barcelona y ETRASeat conecta sus vehículos con el centro de control de tráfico y los semáforos para anticipar el estado de los mismos y recibir actualizaciones sobre las incidencias del tráfico, las mostradas en los paneles informativos, en su pantalla central.

En este caso, el semáforo o el panel informativo manda una señal a la nube de la DGT, que la interpreta y la envía al vehículo para que informe al conductor sobre su estado. De este modo, si se va a estar rojo, recomendará al conductor que aminore la velocidad, mientras que si está verde, y siempre que sea posible según los límites de velocidad, recomendará al usuario una velocidad mínima para llegar en verde. De hecho, según informa Seat, si el conductor se encuentra circulando por encima de la velocidad máxima, el sistema se desactiva.

También los paneles informativos

En este caso, el vehículo recibirá, también a través de la nube, los mismos mensajes que aparecen en los paneles informativos, que permitirán al conductor anticiparse a contratiempos como atascos, accidentes, desvíos o cortes por, por ejemplo, obras. Según asegura Seat, "a más información, menos situaciones de riesgo. Este es el objetivo del proyecto".

Asimismo, tanto la compañía automovilística, como la DGT, están probando un sistema que permita a los propios coches emitir información para que la reciban los que vienen detrás. "Cualquiera que sea conocedor de algo que sucede en la vía lo puede compartir, para que el resto de usuarios pueda saber al llegar a un punto qué está sucediendo", detalla el subdirector de Movilidad y Tecnología de la DGT.