Conectividad

TECNOLOGÍA BMW

BMW estrenará retrovisor inteligente creado por Ficosa y Panasonic

Integra un sistema de cobro de peaje y llegará de serie en el modelo X5 para el mercado japonés.

bmw-x5-2019-1600-04
El BMW X5 incorporará el retrovisor desarrollado por Panasonic y Ficosa. | BMW

Laura Parada Vila

La conectividad ya es un elemento más del mundo de la automoción. No solo está presente en la parte mecánica, sino que ahora también se está centrando en pequeños elementos que pueden ayudar a cambiar la conducción y mejorarla, como los retrovisores.

El nuevo Range Rover Evoque ha integrado el sistema Clear Sight que permite que, al pulsar un botón, veamos la imagen trasera para poder ver lo que hay detrás incluso si hay pasajeros o carga que entorpezcan la visión. Audi también ha hecho lo propio en su primer modelo eléctrico, el audi e-tron, con los primeros retrovisores digitales (desarrollados por Ficosa). 

Ahora es el turno de BMWFicosa y Panasonic han creado un retrovisor interior con cobro electrónico de peaje desarrollado para el nuevo BMW X5 en Japón. El retrovisor dispone de una ranura, para que el usuario inserte la tarjeta de crédito, y de una pequeña pantalla que informa de la cantidad que se tiene que abonar. 

BMW ha seleccionado el retrovisor interior ETC 2.0 con el sistema de pago automático de peajes para introducirlo como producto estándar en Japón en su nuevo BMW X5. Panasonic se encargará de desarrollar el ETC 2.0 con tecnología de comunicación inalámbrica y Ficosa llevará a cabo la tecnología del retrovisor. Esta tecnología innovadora se producirá entre Japón y Barcelona. 

Ficosa también ha desarrollado el retrovisor inteligente 

Ficosa ha sido la encargada de producir los primeros retrovisores exteriores inteligentes en el Audi e-tron, el primer vehículo eléctrico de la marca. Los retrovisores permiten visualizar el entorno del vehículo mediante cámaras integradas en los laterales de su silueta y tiene el objetivo de reducir los puntos muertos. 

Ficosa ha creado este retrovisor digital en el Centro Tecnológico de Viladecavalls en Barcelona, mientras que los soportes plegables que sujetan las cámaras han sido desarrollados en Alemania.