Coche Autónomo

Coches autónomos

Daimler y BMW se alían para desarrollar tecnología autónoma

La tecnología resultante estará lista para su comercialización para clientes particulares a partir de 2024.

BMW y Daimler siguen colaborando para desarrollar el futuro.
BMW y Daimler siguen colaborando para desarrollar el futuro. | DAIMLER

Agencias

Los grupos automovilísticos alemanes Daimler y BMW han anunciado un acuerdo de cooperación a largo plazo para el desarrollo de tecnologías de conducción autónoma de próxima generación de hasta Nivel 4 y en el que estarán involucrados más de 1.200 expertos en Sindelfingen y Unterschleissheim (Alemania).

Según informaron ambas compañías en un comunicado, en un principio, el acuerdo se centrará en el desarrollo de sistemas de asistencia al conductor, conducción autónoma en carreteras y sistemas de estacionamiento autónomos. No obstante, las dos firmas no cierran la puerta a ampliar el acuerdo a niveles más altos de automatización en áreas y centros urbanos. La cooperación "no exclusiva" también está abierta a otros fabricantes de equipo original y socios tecnológicos.

Daimler y BMW prevén que la tecnología resultante de dicha colaboración esté lista para su comercialización para clientes particulares a partir de 2024. Cada grupo implementará los resultados en sus productos de manera independiente. El acuerdo hará posible que trabajen juntos más de 1.200 expertos, ubicados en el Centro de Tecnología Mercedes-Benz en Sindelfingen, el Centro de Pruebas y Tecnología de Daimler en Immendingen y el Campus de Conducción Autónoma del grupo BMW en Unterschleissheim.

De este modo, los grupos alemanes pretenden desarrollar una arquitectura escalable para los sistemas de ayuda a la conducción, así como un centro conjunto para el almacenamiento y el procesamiento de datos.

Asociación estratégica de movilidad

En diciembre de 2018, Daimler y BMW ya firmaron un acuerdo para la creación de 'joint venture' que combinará los servicios de movilidad de ambas compañías y que estará operativa a principios del año que viene.

A través de esta empresa conjunta, combinarán sus ofertas actuales de movilidad bajo demanda en las áreas de coche compartido, de servicios de vehículo con conductor, de aparcamiento, de recarga y de multimodalidad.

El objetivo de ambos fabricantes de automóviles es así apoyar la transformación hacia la movilidad urbana sostenible y ofrecer a sus clientes la posibilidad de contar con un ecosistema de servicios de movilidad integral, inteligente y conectado.