Coche Autónomo

CONDUCCIÓN AUTOMATIZADA

Daimler y Bosch apuestan por la movilidad sin conductor

Silicon Valley es la región elegida para las pruebas de una flota de vehículos autónomos y sin conductor.

Conducción automatizada en la ciudad.
Conducción automatizada en la ciudad. | DAIMLER

Álvaro Falcó

El grupo automovilístico alemán Daimler y el fabricante Bosch han puesto en marcha un plan de desarrollo para la conducción autónoma y sin conductor. Ambas empresan poseen la tecnología y conocimientos necesarios para llevar a cabo este tipo de movilidad futurística en las ciudades, las cuales necesitan de un alto nivel de seguridad para su funcionamento.

Silicon Valley será la región pionera para las pruebas necesarias antes de su puesta a punto en el uso diario. Está previsto que el proyecto se inicie en la segunda mitad de 2019, un proyecto que contará con la participación de la empresa tecnológica estadounidense Nvidia, que será la proveedora de la plataforma de inteligencia artificial para la red de unidades de control.

Esta idea piloto pretende demostrar cómo los servicios de movilidad, como los de coche compartido (Car2Go), MyTaxi y plataformas como Moovel, "se pueden conectar de manera inteligente para dar forma al futuro de la movilidad", ha explicado hoy Daimler en un comunicado.

"Desarrollar la conducción autónoma a un nivel listo para la producción en serie es como un decatlón.No es suficiente ser bueno en una o dos áreas, debes dominar todas las disciplinas. Solo así conseguiremos llevar la conducción autónoma a las carreteras y a las ciudades de una forma segura", ha asegurado el Dr. Stephan Hönle, vicepresidente senior de Unidad de Negocio de Conducción Autónoma en Bosch

Para que la conducción autónoma y sin conductor en ciudad tenga éxito, uno de los factores donde se debe hacer hincapié es en el reconocimiento fiable del entorno por parte del vehículo. Para ello, es necesaria la ayuda de todo tipo de sensores mediante tecnología de radar, vídeo, lidar y ultrasonido, generando una base de datos que la red de unidades de control pueda recopilar y así evaluar y planificar en milisegundos los movimientos del vehículo.

Por otro lado, Bosch y Daimler ofrecerán a los clientes un servicio de transporte automático en rutas seleccionadas en Silicon Valley. Este programa de pruebas proporcionará información sobre cómo los vehículos totalmente automatizados y sin conductor "pueden integrarse en una red de transporte multimodal", ha detallado Daimler. El objetivo final del proyecto es que "el vehículo llegue al conductor, no el conductor al vehículo".