Coche Autónomo

LA LUCHA POR LA REDUCCIÓN DE ACCIDENTES

Barcelona introducirá cinco mil vehículos con tecnología de conducción autónoma

El Ajuntament ha firmado un convenio con la DGT para implementar el uso de tecnologías de ayudas a la conducción hasta 2021

Sistema de reconocimiento de alerta de peatones.
Sistema de reconocimiento de alerta de peatones. | periodico
@xperezgimenez

El incremento que en los dos últimos años se ha venido observando de los accidentes ocurridos en las vías urbanas ha hecho saltar las alarmas. En 2017 se registraron 9.430 accidentes con víctimas en Barcelona, de los que 12 fueron mortales, y en ellos se vieron implicados 19.784 vehículos (un 9,9% más que en 2016). Es por ello que desde el Ajuntament de Barcelona se ha firmado un convenio con la Dirección General de Tráfico (DGT) para promover la implantación de sistemas de seguridad de ayuda a la conducción propios de los vehículos con tecnología autónoma.

Desde el Ajuntament de Barcelona se considera una tarea prioritaria luchar contra la accidentalidad en las vías urbanas, y con la introducción de este tipo de sistemas se pretende cumplir con el objetivo de reducir el 50% de la mortalidad y los heridos graves para el periodo 2020-2030Mercedes Vidal, concejala de movilidad del consistorio barcelonés, considera que “la introducción de estos sistemas es muy importante porque queremos dar el primer paso para incrementar la seguridad viaria y reducir con ello los accidentes. Desde aquí siempre hemos defendido la tecnología inteligente y útil, buscando el beneficio de la vida de los ciudadanos”.

Empresas privadas y municipales

El convenio con la DGT propone el desarrollo de nuevas propuestas para empresas y servicios municipales para que incorporen los llamados ADAS (sistema avancados de asistencia a la conducción). Entre 2019 y 2021 se espera que unos cinco mil vehículos ya cuenten con estos dispositivos. “No nos vamos a resignar a que los accidentes son hechos inevitables. Tocaremos todas las teclas para reducirlos y la colaboración con la DGT va en ese sentido”, argumenta Mercedes Vidal.

Desde la DGT, Jorge Ordas, subdirector general de Gestión de la Movilidad y Tecnología, reconoce que Barcelona es un ejemplo para poner el práctica el uso de las nuevas tecnologías propias de los vehículos autónomos del futuro para conseguir una mayor reducción de los accidentes en la ciudad. “Pensamos que Barcelona tiene un ecosistema viario de movilidad urbana peculiar en el que hay muchos actores vulnerables.  Pensamos que desde el modelo de Barcelona se puede crear un concepto exportable a otras ciudades”, reconoce Jorge Ordas, y añade “la tecnología es una vía para acabar con la siniestralidad. Actualmente ya hay sistemas de autonomía de nivel 2 y 3 en muchos vehículos y no hay que esperar a que llegue el nivel 5. La seguridad es nuestra prioridad”.

Salvar 10.500 vidas

Los sistemas (como los que ya ha desarrollado en algunos vehículos la empresa Mobileye) se implantarán en autobuses, vehículos de servicios municipales, servicios de reparto y en los de las empresas que colaboren en esta iniciativa. El RACC, Correos, TMB, Idiada y Leche Pascual incorporarán los modelos de ayudas a la conducción en sus flotas de vehículos a lo largo de 2019. Entre los sistemas que se implantarán están los de alerta de colisión frontal, alertas de presencia de peatones y ciclistas (ampliable a motocicletas), indicadores de exceso de velocidad y control del ángulo muerto. Desde la DGT reconocen que con su uso se podrían salvar 10.500 vidas y evitar 60.000 heridos graves en diez años toda España.