Mantenimiento de la batería

Bosch desarrolla un servicio que aumenta un 20% la vida de las baterías

A través de la conexión con la nube, el servicio analiza el estado de la batería y actúa para ralentizar su desgaste.

Bosch desarrolla sistemas para alargar la vida útil de las baterías.
Bosch desarrolla sistemas para alargar la vida útil de las baterías. | BOSCH

Redacción / Agencias

El fabricante alemán de componentes para automóviles Bosch está trabajando en el desarrollo de servicios en la nube que complementan a los sistemas de gestión de las baterías de los vehículos eléctricos, lo que permite aumentar un 20% la vida útil de estos componentes. "Bosch está conectando baterías de vehículos eléctricos con la nube. Nuestros servicios basados en datos nos permiten mejorar sustancialmente el rendimiento de las baterías y prolongar su uso", aseguró el miembro del consejo de administración de la compañía Markus Heyn.

La firma alemana destacó que a medida que las baterías de los coches eléctricos envejecen se reduce el rendimiento y su capacidad, por lo que disminuye la autonomía del vehículo. Así, añadió que las funciones de software inteligente en la nube analizan continuamente el estado de la batería y toman las medidas necesarias para prevenir o ralentizar el envejecimiento. Aplicando dichas medidas se puede reducir el desgaste de la batería, que es el componente de mayor coste del vehículo eléctrico, hasta un 20%. Según expertos, la vida útil media de las baterías de iones de litio oscila entre los ocho y los diez años o entre 500 y 1.000 recargas.

Las posibilidades del sistema

En general, los fabricantes de baterías garantizan un kilometraje de entre 100.000 y 160.000 kilómetros, aunque en función del tipo de carga que se haga, del estilo de conducción o de las temperaturas, estas cifras pueden verse reducidas. Según explica Bosch, recabar datos sobre el estado de la batería puede servir para ralentizar su desgaste. Entre sus funciones, la compañía alemana explica que, por ejemplo, las baterías se desgastan más en ambientes muy cálidos o muy fríos. En ese sentido, el sistema puede reducir unos puntos porcentuales su carga cuando detecte que se encuentra en un ambiente desfavorable para evitar el desgaste.

Bosch también explica que, al mantener un control sobre el estado de la batería, puede alertar al usuario tan pronto como se detecte un defecto, posibilitando su reparación y evitando que se pueda llegar a un punto en el que la batería sufra daños irreparables. Por último, el servicio también puede optimizar el proceso de carga y así segurar una mejor conservación de la batería.

Este servicio, más allá de para el conductor privado, también ha estado diseñado para empresas que trabajen con flotas de vehículos eléctricos, ya que es capaz de monitorizar el estado de todas las baterías en tiempo real y de ofrecer los datos a los responsables de dichas empresas para, además de mejorar la conservación de las baterías, ofrecer un mayor control sobre el estado y el mantenimiento de su flota de vehículos.