Industria

VOLVO

Volvo espera que la mitad de sus coches vendidos en 2025 sean eléctricos

Esperan que un tercio tenga sistemas autónomos y la mitad de todos sus coches se ofrezcan mediante suscripción.

Hakan Samuelsson, CEO de Volvo.
Hakan Samuelsson, CEO de Volvo. | MOTOR
@alexsoler66

Desde Volvo piensan que ha llegado la hora de convertirse en un actor líder en el negocio automovilístico y que, tras años trabajando para convertirse en una compañía mundial de automóviles premium, es el momento de entrar en un período de rentabilidad sostenida en la línea de las demás marcas premium del mercado.

Estas son las intenciones de Volvo de cara al período comprendido entre este año y 2025, según Hakan Samuelsson, presidente y director ejecutivo de la marca, que presentado las nuevas 'ambiciones' financieras y operativas de la marca para este futuro próximo. Lo más destacable ha sido la voluntad de la marca en que, en 2025, la mitad de sus ventas correspondan a vehículos 100% eléctricos, que lanzará al mercado, según sus planes, entre 2019 y 2021. Además, a partir de 2019, tods sus modelos nuevos serán o eléctricos o híbridos en alguna de sus variantes. Además, también estima que un tercio de estos eléctricos incorporen ya sistemas de conducción autónoma para ese año.

Además, siendo una de las marcas que más fuerte apostarán por un servicio de suscripción que agrupe vehículo, seguro y mantenimiento, prevén que, para el mismo 2025, la mitad de todos los modelos que ofrezcan a sus clientes correspondan a este sistema de suscripción.

Volvo XC40, coche del año en Europa 2018. | VOLVO

UNA NUEVA RELACIÓN CON EL CLIENTE

Hakan Samuelsson ha incidido en la voluntad de dejar de ser un fabricante tradicional para convertirse en un proveedor de servicios. "Las expectativas y necesidades de nuestros clientes cambian rápido, por lo que Volvo también lo hace. Estas iniciativas ayudarán a la marca a convertirse en un proveedor directo de servicios para el cliente", argumenta en un comunicado. Volvo espera que el sistema de suscripciones y nuevas estrategias les ayuden a "construir un total de más de 5 millones de relaciones directas con clientes" a mediados de la próxima década, creando nuevas formas de adquirir beneficios y ofreciendo la posibilidad de evolucionar y desarrollar nuevos servicios de movilidad conectada.

Según el comunicado de la empresa, Volvo pretende aumentar su rentabilidad mediante el aumento de ventas, el crecimiento de su gama de productos y las entregas de flotas de vehículos a nuevas compañías de servicios de transporte con tecnología de conducción autónoma, como Uber. Además, el intercambio de sinergias, plataformas y tecnología con Lynk & Co. y Polestar, marcas también del Grupo Geely, permitirá reducir costes y contribuir también al aumento de la rentabilidad de la marca. "Esto allanará el camino para que Volvo siga creciendo rápidamente a mediados de la próxima década", afirma Samuelsson en el comunicado.

Polestar 1, el híbrido de altas prestaciones de la nueva marca. | POLESTAR

El año pasado, Volvo aumentó un 27,7% su beneficio operativo, vendiendo un total de 571.577 vehículos en todo el mundo. Estos resultados confirmarón su buen estado de forma y supusieron el cuarto año consecutivo de crecimiento récord para la marca, hecho que demuestra la buena gestión financiera y de producto desde que fuera adquirida por Geely Holdings.