Industria

Volvo

Volvo firma una acuerdo de miles de millones para la provisión de baterías

Volvo firma con LG Chem y CATL con el objetivo de que el 50% de sus ventas en 2025 correspondan a coches electrificados.

Volvo se asegura la provisión de baterías durante 10 años.
Volvo se asegura la provisión de baterías durante 10 años. | MOTOR
@alexsoler66

Volvo ha anunciado la firma de un acuerdo a largo plazo para la provisión de baterías con las compañías asiáticas LG Chem y CATL (Contemporary Amperex Technology Co Ltd). El objetivo de este acuerdo es asegurarse la disponibilidad de baterías para conseguir que el 50% de sus ventas en 2025 correspondan a modelos electrificados.

La firma sueca ha explciado que este acuerdo está valorado en "miles de millones de euros" y servirá para asegurarse la provisión de baterías para sus vehículos basados en las plataformas SPA2 y CMA. "Con estos acuerdos estamos asegurando de forma efectiva el suministro para la próxima década", explicó Martina Buchhauser, vicepresidenta de compras de Volvo. La marca, propiedad del Grupo Geely, invierte el 5% de sus ingresos anuales, poco menos de 1.000 millones de euros, en coches eléctricos y tecnología autónoma. 

El futuro eléctrico de Volvo

Volvo vende actualmente versiones híbridas enchufables del XC90, el XC60, el V90 y el S90 y su marca de altas prestaciones, Polestar, cuenta con otro híbrido, el Polestar 1, y ya ha presentado el Polestar 2, 100% eléctrico. "El futuro de Volvo es eléctrico y estamos firmemente comprometidos con el objetivo de ir más allá del motor de combustión", aseguró Hakan Samuelsson, CEO y presidente de Volvo el miércoles.

Polestar 1. | POLESTAR

Volvo pretende, con estos acuerdos de larga duración, este último cubre una década, granar flexibilidad en toda la cadena de suministro y evitar cuellos de botella en la producción de sus vehículos eléctricos e híbridos en un momento en el que la demanda va empezar a crecer cada vez más. En 2025, la firma sueca espera que los márgenes operativos de los vehículos eléctricos hayan igualado, o como mínimo se acerquen, a los de los coches eléctricos.

Dependencia de las firmas asiáticas

Este acuerdo, no obstante, vuelve a ejemplificar la dependencia que los fabricante de coches tienen de las compañías de baterías asiáticas, que acumulan la mayor parte de la producción mundial. Compañías como CATL, de China, LG Chem y Samsund SDI, de Corea del Sur, o la japonesa Panasonic son algunas de las más grandes del mundo.

De momento, las grandes marcas europeas, como BMW y el Grupo Volkswagen, y ahora también Volvo, han firmado acuerdos multimillonarios para asegurarse la disponibilidad de baterías de cara a un futuro próximo. De hecho, Volkswagen quiere producir hasta tres millones de vehículos con batería en 2025, un objetivo para el que la industria europea no está preprada. Además, el consorcio alemán no pretende fabricar sus propias baterías de momento, así que ha firmado con LG Chem para su disponibilidad. La empresa surcoreana ya ha empezado a construir la que han autodefinido como "la fábrica de baterías más grande de Europa" en Polonia. Del mismo modo, CATL, que se ha asociado con BMW, también está levantando una factoría en Thuringia, al este de Alemania, y Samsung SDI tiene previsto hacer lo propio en Hungría.