Industria

TESLA

El Model Y preocupa a los inversores y Tesla se desploma en bolsa

Los inversores muestran preocupación respecto a las cuentas de Tesla tras pedir 2.500 dólares por cada unidad reservada.

Elon Musk durante la presentación del Model Y.
Elon Musk durante la presentación del Model Y. | AP
@alexsoler66

Tesla está pasando por un momento complicado tras caer un 4,99% en bolsa el pasado viernes respecto al cierre del jueves después de la presentación de su nuevo coche, el Model Y, un SUV asequible que llega para situarse junto al Model 3 en la oferta de la marca para el mercado de masas. La llegada de este vehículo, que debería suponer una buena noticia, porque será uno de los encargados, junto a la berlina, de plantar cara a la férrea competencia que llegará próximamente para la marca en forma de coches como, por ejemplo, el Volkswagen I.D.

Cotización de Tesla la última semana, resaltando el viernes, día de la presentación del Model Y. | MOTOR ZETA

No obstante, los inversores no quedaron demasiado satisfechos tras la presentación del SUV de Tesla. Pese a que la marca ha decidido fabricarlo a partir de la plataforma del Model 3 y con muchos componentes compartidos con el mismo coche para abaratar costes y facilitar su producción, hubo un dato que no gustó, el precio de su reserva. Los 2.500 dólares o euros que los interesados deberán pagar para reservar una unidad, y el tiempo que queda hasta que esté disponible, ya que no llegará hasta 2021, ha hecho saltar las alarmas de los inversores.

Preocupación por las cuentas de Tesla

Cuando Tesla presentó su balance económico del último trimestre de 2018 en enero, Elon Musk confiaba en que podría repetir números verdes durante todo el 2019. Sin embargo, desde entonces esta perspectiva ha cambiado y parece que la marca presentará pérdidas este trimestre, inaugurando con números rojos este año.

Tesla siempre ha usado la estrategia de las reservas como método para conseguir efectivo. Cuando se presentó el Model 3, más de medio millón de personas pagaron sus 1.000 dólares/euros por reservar su unidad, Tesla consiguió 500 millones de dólares, a los que hay que sumar los 50.000 dólares por unidad reservada del nuevo Roadster o los 20.000 pagados por las empresas por cada unidad reservada del camión Semi. Todo este dinero es efectivo que la marca consigue sin generar gastos, puesto que aún no ha empezado a fabricarlos.

Los inversores llevan pidiendo un incremento del capital de la marca desde hace ya muchos meses ante la preocupación de que su efectivo caiga a niveles alarmantes, algo que Musk ha asegurado que no será necesario y ha estado evitando. Mientras los inversores siguen pidiéndolo, los 2.500 euros que cuesta reservar el Model Y han alimentado aún más las preocupaciones de los analistas y los inversores, que han visto como la firma lleva tres meses recortando todos los costes posibles, por lo que  piensan que es síntoma de falta de efectivo tras el pago de 920 millones de dólares en bonos en marzo y la necesidad de pagar 566 millones más en noviembre.

Con todo, la presentación culminó con una caída del precio de sus acciones de 14,48 dólares por título respecto al cierre del día anterior, un 4,99%, hasta los 275,43 dólares por acción, su peor regristro desde el 21 de octubre, cuando cotizaba a un precio de 260,95 dólares por acción. A la hora de la redacción de este artículo, en las horas previas a la apertura de los mercados, Tesla presenta una subida del 0,13% en sus acciones, lo que indica que el fin de semana no ha mejorado las perspectivas de sus accionistas.