Industria

AUTOMOCIÓN

Nissan alerta de los problemas para la marca en un Brexit sin acuerdo

El presidente de Nissan Europa, Gianluca de Ficchy apunta que puede poner en peligro el modelo de negocio

oct-7---2pm-cet---new-nissan-juke-static-02
El Nissan Juke en su presentación hoy en Barcelona. | periodico

Xavier Pérez

Nissan Europa empieza a prepararse para afrontar en las mejores condiciones la posibilidad de que a finales de este mes se produzca una salida del Reino Unido de la Unión Europea. La compañía japonesa, que actualmente produce en su planta de Sunderland los modelos Qashqai y Leaf, ha presentado esta semana en Barcelona el tercer vehículo de la fábrica inglesa: el Juke. Estos tres modelos podrían estar en entredicho y afectar al modelo de negocio en el continente europeo si, como afirma el presidente de Nissan Europa, Gianluca de Ficchy, se produce un 'Brexit' abrupto y sin acuerdo.

En este caso, Nissan se vería afectada al igual que el resto de fabricantes con factoría en la isla con la aplicación de aranceles comerciales, "lo que significaría que el modelo de negocio al completo de Nissan Europa estaría en riesgo. Nuestro negocio no será sostenible en el futuro".

Ficchy lo ha manifestado en una visita a Sunderland coincidiendo con el incio de producción del Juke y ha desvinculado el tema del 'Brexit' de la decisión de suspender todos los turnos de noche de la factoría. Esta decisión, según algunos representantes sindicales, se parecería mucho a las que ya han tomado marcas como Toyota, BMW y Jaguar-Land Rover.

Dos terceras partes de los componentes necesarios para producir el nuevo Juke, un todocamino del segmento B-SUV, proceden de paises de la Unión Europea y el 70% de la producción está destinada a la exportación fuera de Gran Bretaña. La aplicación de un 'Brexit' duro podría llevar a medidad que afectarían a la producción en la planta de Sunderland, donde trabajan seis mil personas.

Preguntados algunos responsables de Nissan Europa durante la presentación del Juke en Barcelona sobre la posibilidad de trasladar algún modelo a alguna de las plantas españolas de la alianza Renault-Nissan (en especial referencia a la de Zona Franca en Barcelona), dichos directivos declinaron mostrar opiniones al respecto bajo el argumento de que no hay nada planificado en este sentido.