Industria

INDUSTRIA

MotorK logra un préstamo del BEI de 30 millones e invertirá 75 en I+D+i

El rápido crecimiento de la empresa automovilística permitirá continuar su desarrollo en los próximos cinco años.

Acuerdo entre MotorK y el BEI.
Acuerdo entre MotorK y el BEI. | MOTORK

Motor Zeta

MotorK, empresa dedicada a la industria de distribución de automóviles, ha firmado un acuerdo de financiación de 30 millones de euros con el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Con esta importante financiación, la prestigiosa institución de la Unión Europea se ha comprometido a apoyar a la empresa, a la que consideran un actor principal en innovación digital.

La financiación irá destinada a apoyar las actividades de investigación y desarrollo llevadas a cabo por MotorK, así como su crecimiento empresarial. La compañía italiana ha desarrollado uno de los departamentos de I+D+i de tecnología digital más grandes de Italia, al cual invertirá 75 millones de euros. Con la ayuda de esta financiación, MotorK planea fortalecer su equipo y desarrollar sus propias soluciones tecnológicas líderes en la industria y enfocadas a socios como fabricantes de coches, concesionarios y otros operadores vinculados a la industria del automóvil.

Fundada en 2010, MotorK se ha consolidado como un partner de confianza para más del 90% de las marcas de coche en el mercado europeo: su conocimiento científico de datos y sus competencias de vanguardia relacionadas con el aprendizaje automático, la inteligencia artificial y los análisis permiten a MotorK aportar a sus clientes un mayor conocimiento de los últimos movimientos del mercado del automóvil.

Marco Marlia, fundador y CEO de MotorK, ha señalado que "estamos orgullosos de anunciar este préstamo, que es una gran muestra de aprobación y confianza". "La compañía se ha convertido en un punto de referencia para la industria automovilística digital y esta inversión es la confirmación de que nuestro negocio está en el camino correcto. Estos enormes recursos se emplearán para desarrollar nuevas herramientas y soluciones para nuestros clientes, con el fin de apoyarlos durante su transformación digital”, ha añadido Marlia.

Por su parte, Dario Scannapieco, vicepresidente del BEI, ha destacado que "estamos extremadamente orgullosos de esta operación que se sitúa entre las primeras deudas de riesgo otorgadas a una empresa fundada en Italia. Nos permite financiar una empresa de rápido crecimiento, que tiene una fuerte proyección internacional. Siendo un jugador clave en la industria del automóvil, que está considerada como un sector tradicional, MotorK está mejorando la compra de vehículos y la gestión de procesos gracias a una amplia gama de herramientas digitales. Para el BEI, esta financiación se basa en las previsiones del Plan de Inversiones para Europa, un modelo de previsión eficiente que permite a la Unión Europea apoyar a empresas con un gran potencial“.