Mercado

TESLA

Las ventas de Tesla en China cayeron un 70% en octubre

Tesla registró en octubre una caída de sus ventas en el país asiático del 70% y ahora anuncia rebajas en sus vehículos.

Tesla sufre una gran caída de sus ventas en China.
Tesla sufre una gran caída de sus ventas en China. | MOTOR
@alexsoler66

Si hay un mercado importante en el mundo para cualquier fabricante es el chino. Si además la marca fabrica coches eléctricos, el mercado chino cobra aún más importancia. En China se venden la mitad de los coches eléctricos del mundo, por lo que registrar buenos datos en el Gigante Asiático es vital para una empresa de eléctricos, como lo es Tesla. No obstante, debido a la guerra comercial entre Estados Unidos, país de Tesla, y China, su objetivo se ha visto comprometido por los impuestos a pagar por un vehículo de su marca en el país.

Hace tiempo que se habla del impacto de los impuestos sobre los vehículos importados de Estados Unidos que Xi Jinping, presidente chino, impuso para combatir los aranceles de Trump. Es por eso, además, que Tesla ha hecho muchos esfuerzos para aprobar su proyecto de construcción de una planta en Shanghái, que les permitiría construir en China sus vehículos para ese mercado y esquivar unos impuestos que, desde que se subieron el pasado julio, hacen que la marca tenga una desventaja de costes del 55 al 60% por unidad en comparación a un coche equivalente de una marca china. De momento, la firma californiana ya compró el terreno por 121,44 millones de euros para su planta, en la que espera producir vehículos a finales del año que viene, y anunció que absorbería una parte "significante" de los impuestos que China carga sobre sus vehículos para facilitar sus ventas.

Sin embargo, Tesla ha visto como sus ventas cayeron un 70% el pasado octubre en China con respecto al mismo mes del año pasado, matriculando solo 211 coches en el mercado más grande del mundo para eléctricos. La empresa estadounidense ha visto como, mientras los eléctricos disparan sus ventas en el país, gracias a los incentivos del gobierno, la condición de marca importadora ha hecho que sus ventas se desplomen.

Medidas desesperadas

Tesla no puede permitirse perder el mercado chino hasta que construya su planta en Shanghái, por lo que ha anunciado medidas para volver a ser competitivos en el país asiático. Así, la marca anunció que el precio de sus vehículos Model X y Model S iban a bajar un 26% en el mercado chino, situándose, según su web, en 782.900 yuanes (99.800 euros) el Model S y a 861.800 yuanes (109.857 euros) el Model X.

Para el Model 3, cuando llegue al país asiático, Tesla anunció unos precios de 540.000 yuanes (68.833 euros) para la variante con doble motor y tracción total y 595.000 yuanes (75.844 euros) para la variante de altas prestaciones.