Industria

El diésel sigue cayendo

Los coches diésel siguen cayendo y los gasolina subiendo en Europa

Solo un 2,1% de los coches matriculados fueron enchufables, mientras que un 58% fueron gasolina.

Cae el diésel, pero sus ventas se las lleva la gasolina.
Cae el diésel, pero sus ventas se las lleva la gasolina. | MOTOR
@alexsoler66

El diésel sigue cayendo en Europa y la gasolina sigue subiendo. Esta es la conclusión que se puede extraer de las cifras de ventas presentadas por la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) durante el tercer trimestre de este año en Europa. Según estos datos, los híbridos y eléctricos se ven claramente beneficiados por la caída del diésel, aunque la gasolina es el combustible que más nuevos usuarios atrae procedentes del gasóleo.

De este modo, mientras que en el conjunto de Europa el diésel cae un 18,2%, la gasolina sube un 15,2% y los híbridos y eléctricos un 30%. Pese al aumento de los últimos, la cuota de mercado total de los vehículos de propulsión alternativa (APV), que incluyen también vehículos híbridos de gas e hidrógeno, fue de un 7,8%, de los cuales solo eran enchufables (híbridos enchufables y eléctricos) un 2,1%. Por contra, la gasolina se llevó casi el 58% de las ventas totales en el continente y el diésel casi un 35%

Comparativa con el mismo período de 2017

En el tercer trimestre del año pasado, el diésel ya empezaba a caer pero aún conservó un 43,1% de la cuota de mercado, es decir, un 8,4% más que el presente ejercicio. De este 8,4%, la gasolina se ha quedado con un 6,8% tras subir desde el 50,8% del año pasado, al 57.6% de 2018. El otro 1% se lo han repartido entre los vehículos de propulsión alternativa (gas, hidrógeno), que han subido un 0,2%, los híbridos convencionales, con un incremento del 1,1%, y los híbridos enchufables y eléctricos, con un 0,5% más que el año pasado.

La incertidumbre acerca del gasóleo, un discurso muy negativo por parte de las administraciones, las restricciones a los diésel más antiguos y el abandono de este combustible por parte de algunas marcas, ha perjudicado notablemente la popularidad del diésel, un combustible, por otro lado, clave para conseguir los objetivos de descarbonización de la Unión Europea. Si además se tiene en cuenta que su descenso favorece mucho más a la gasolina que a los vehículos de propulsión alternativa y los eléctricos, el efecto deseado se invierte y los niveles de CO2 aumentan. En España2018 será el segundo año seguido de incrementos en los niveles de CO2.

Por países

En casi todos los países europeos cae el diésel y solo en tres, BulgariaDinamarca y Polonia, suben sus ventas. Suecia (-60,9%) es de lejos el país que más abandona el gasóleo en favor de un incremento del 62,2% de los eléctricos. De hecho, en el país nórdico sí se cumple una situación que sería ideal en el resto de países, ya que la gasolina también cae (-17,6%) y además de los eléctricos, los híbridos enchufables (+57,7%) suben. Más allá de Suecia, uno de los ejemplos claros donde los incentivos del gobierno para la compra de eléctricos se traducen en ventas de estos vehículos, el Reino Unido (-33,9%), Holanda (-29%), Letonia (-27%) y la República Checa (-22,9%) son los países que más reducen las matriculaciones de coches de gasóleo. No obstante, todos suben las ventas de gasolina.

En España la situación es similar a la de los países antes descritos. Mientras la venta de vehículos diésel ha caído un 12,2%, las matriculaciones de coches de gasolina han aumentado un 39,6%, siendo el segundo país europeo con un mayor incremento de estos vehículos solo superado por Lituania (+48,5%) y Rumanía (+46,6%). Aunque en España la subida de los eléctricos ha sido del 4,3%, la de los híbridos enchufables del 28,6% y la de los híbridos convencionales del 39,8%, según datos de Anfac, la cuota de mercado de estos vehículos durante el tercer trimestre fue de solo el 6,84%. La buena noticia sería el impulso de los vehículos de gas o hidrógeno con un incremento, según ACEA, del 389,3%, aunque solo sumen 6.087 unidades.