Industria

INDUSTRIA

La facturación de los talleres españoles crece en 2018

El sector ha creado en torno a 2.700 puestos de trabajo, superando en la actualidad las 150.000 personas contratadas.

Taller mecánico.
Taller mecánico. | AGENCIAS

Motor Zeta

La facturación de los talleres españoles ha crecido un 2,3% en el año 2018, alcanzando los 12.380 millones de euros, según datos de la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa). En cuanto al número de operaciones registradas, los talleres nacionales reportaron un 2,7% más de entradas de vehículos a sus instalaciones durante el año pasado.

Conepa advierte de que durante el año pasado se incrementaron más las operaciones causadas por averías que las consideradas como de mantenimiento periódico o preventivo, lo que pone de manifiesto el mal estado del parque automovilístico español y la necesidad de seguir incidiendo en campañas que estimulen el cuidado de los vehículos.

Por otro lado, la federación subrayó que las cifras registradas por el sector en 2018 son similares a las de antes de la crisis económica, así como que la persistente baja rentabilidad de los talleres se estabilizó el año pasado, con una pequeña tendencia positiva. 

Conepa resalta que, por especialidades, la de electromecánica y carrocería presentaron evoluciones similares en cuanto a crecimiento y rentabilidad en el conjunto de España. Respecto al empleo, el sector creó en torno a 2.700 puestos de trabajo en 2018, superando en la actualidad las 150.000 personas contratadas.

Para 2019, Conepa estima un crecimiento similar en términos porcentuales al del año pasado y muestra una especial preocupación por la escasa rentabilidad de las empresas en un momento en el que se sector ha de prepararse para afrontar notables inversiones, tanto en medios materiales como humanos, con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de los vehículos actuales. 

Así pues, "la federación recuerda que la incertidumbre con respecto al futuro del automóvil lidera asimismo el listado de los desvelos del sector e insiste en que dificulta más la planificación de las empresas que un real cambio disruptivo", ha añadido Conepa.