Fábricas

NISSAN CRECE EN CHINA

PSA alquila una fábrica a Nissan en China

La operación se llevará a fin durante agosto. La planta tiene una capacidad de producción de 150.000 vehículos anuales.

Fábrica de Nissan en China
Fábrica de Nissan en China. | VCG

Álvaro Falcó

La alianza entre el grupo francés PSA y el fabricante chino Dongfeng no parece pasar por su mejor momento en el mercado del país asiático. El bajo número de ventas, respecto a la capacidad de producción anual que tiene PSA entre todas sus fábricas, ha obligado al gigante automovilístico a renunciar a una de sus fábricas en China. En concreto va a alquilar a Nissan una de las cuatro plantas que tiene situadas en la ciudad de Wuhan, que se combinan para manufacturar hasta 990.000 coches.

La sociedad formada por PSA y Dongfeng ha conseguido vender meramente 135.589 utilitarios en los primeros cinco meses del ejercicio 2018. Estos números, a pesar de suponer un incremento del 7,2% respecto a las misma fecha del año pasado, se sitúan muy por debajo del nivel de operación posible para la asociación PSA-Dongfeng. El bajo volumen de ventas no es algo puntual. El año pasado las adquisiciones de vehículos del grupo francés en China cayeron un 37%, con la puesta en circulación de sólo 377.547 utilitarios en todo 2017.

De esa renuncia a una de sus plantas en Wuhan se beneficiará la marca japonesa Nissan, cuyo crecimiento en el mercado chino está subiendo como la espuma. Según la web de negocios LanjingerPSA transferirá a Nissan su planta de producción junto a los trabajadores. La operación entre ambas multinacionales se oficializará en agosto. La fábrica tiene una capacidad de producción de 150.000 vehículos anuales funcionando a máximo rendimiento.

Esta adquisición por parte de Nissan se debe justamente a la razón contraria del grupo PSA. La marca japonesa ha visto aumentadas sus ventas en China un 10% en estos cinco meses comparado con el mismo periodo del ejercicio anterior. En total, Nissan ha matriculado 429.832 unidades en el país asiático. La tendencia al alza para la empresa nipona sigue el mismo ritmo que en 2017, cuando creció un 11% y sobrepasó el millón de coches vendidos.

Debido al alto nivel de demanda se han visto obligados a alquilar la planta de PSA en Wahun y así satisfacer a sus clientes chinos, ya que con su actual capacidad de producción había una escasez de medios y recursos.