Industria

BMW Y DAIMLER

BMW y Daimler se unen para el desarrollo de tecnología autónoma

Ambas compañías firman un acuerdo de larga duración para el desarrollo de la próxima generación de tecnología autónoma.

BMW y Daimler unen fuerzas para el desarrollo de tecnología autónoma.
BMW y Daimler unen fuerzas para el desarrollo de tecnología autónoma. | DAIMLER AG / BMW GROUP

Motor Zeta

El Grupo BMW y Daimler, matriz de Mercedes-Benz han firmado un acuerdo de colaboración de larga duración para el desarrollo de tecnología autónoma. Ambas compañías pretenden centrarse en el desarrollo de la siguiente generación de sistemas de asistencia a la conducción, la conducción autónoma en autopistas y aparcamiento autónomo. 

Las dos empresas alemanas han firmado un memorando de entendimiento para desarrollar conjuntamente estas tecnologías, que creen claves para el desarrollo estretégico de sus marcas en el futuro de la movilidad. Tanto Daimler como BMW esperan que los nuevos sistemas estén disponibles para sus vehículos a mediados de la próxima década.

BMW iX3. | BMW

Avanzar reduciendo costes

El acuerdo de colaboración contempla el intercambio de sinergias y la experiencia tecnológica de ambas compañías y el uso de una arquitectura flexible y escalable, que permita avanzar con rapidez en el desarrollo de estas tecnologías reduciendo al máximo los costes y optimizando la eficiencia de sus procesos. De este modo, los sistemas que BMW y Daimler pretenden desarrollar serían sistemas de nivel 3 o 4 de automatización, niveles que permiten la conducción autónoma en muchas situaciones y se acercan al nivel 5, la conducción autónoma total. "Queremos desarrollar un sistema global que ofrezca un valor añadido para los clientes. Trabajando con los socios adecuados, queremos lograr avances significativos y llevar esta tecnología de forma segura a la carretera", explica Ola Källenius, responsable de I+D de Mercedes-Benz.

De hecho, las dos empresas alemanas no cierran la puerta a ampliar su colaboración para buscar el desarrollo de tecnologías más avanzadas que incluso pudieran permitir la conducción autónoma en zonas urbanas o carreteras convencionales, algo que se acercaría mucho a la autonomía total.

La electrificación del sector y la automatización de los coches son procesos por desarrollar con un coste muy elevado para las marcas que afrontan esta revolución tecnológica. Acuerdos como este permiten a las marcas unir fuerzas y capacidad económica para crear procesos sostenibles económicamente para desarrollar la tecnología. De hecho, Klaus Frölich, responsable de desarrollo del Grupo BMW, reitera la importancia de las asociaciones a largo plazo dentro de una plataforma felxible, escalable y no exclusiva para avanzar en materia de conducción autónoma.

Mercedes-Benz EQC. | DAIMLER AG

Esta asociación también les permitirá afrontar los "riesgos e incertidumbres" que se esconden tras estos sistemas, como un posible desarrollo adverso de la economía global, una desaceleración de sus marcas en sus mercados más importantes o la no aceptación de dichos sistemas autónomos por parte de los clientes, accidentes industriales o el aumento del precio del petróleo o materias primas, entre otros."Si cualquiera de estos riesgos se materializa, nuestros resultados reales pueden ser sustancialmente diferentes", aclaran ambas compañías.

Daimler y el Grupo BMW firmaron la semana pasada otro acuerdo en el cual se comprometen a invertir 1.000 millones de euros para crear cinco nuevas empresas conjuntas para el desarrollo de nuevos servicios de movilidad que crearán, además, más de 1.000 empleos en todo el mundo.