MotoGP

TEST DE MALASIA

Todos contra Márquez en el Mundial de MotoGP

El pentacampeón más joven de la historia de la categoría 'reina' se enfrenta al poder de Ducati, Yamaha y Suzuki, mientras se recupera de su hombro izquierdo

Marc Márquez observa, en el boxe del equipo Repsol Honda en Sepang (Malasia), el monitor con los tiempos.
Marc Márquez observa, en el boxe del equipo Repsol Honda en Sepang (Malasia), el monitor con los tiempos. | periodico

Emilio Pérez de Rozas

Dentro de un mes, en la noche catarí, arrancará el que todo el mundo considera el Mundial de MotoGP más apasionante de la historia. Cuatro fábricas y cuatro parejas de campeones pelearán por el título más valioso. Y todos lo harán teniendo en su punto de mira al gran protagonista de la presente década, el heptacampeón catalán Marc Márquez. A sus 25 años no solo atesora siete títulos mundiales, sino que los cinco últimos le convierten en el pentacampeón más joven de la máxima categoría, habiendo ganado cinco de los seis cetros disputados, siendo el otro para el mallorquín Jorge Lorenzo, que será su compañero de equipo en el ‘team’ Repsol Honda.

Los tres últimos días vividos en Sepang, Kuala Lumpur (Malasia), con un calor insoportable y la pista, a menudo, a 60 grados, han demostrado que fábricas, motos y pilotos están ya en condiciones de afrontar el campeonato a un nivel jamás visto. Pese a llegar renqueante de su doble operación en el hombro izquierdo, Márquez (Honda) dio un golpe de autoridad el primer día (luego se resintió del esfuerzo realizado), Maverick Viñales (Yamaha) metió un puñetazo en la mesa el segundo y, el tercero, vio el dominio insultante de la mejor moto del pasado año y la favorita en este inicio de campeonato, la Ducati ‘Desmosedici’, que copó los cuatro primeros tiempos con Danilo Petrucci, el ‘rookie’ ‘Peco’ Bagnaia, alumno preferido de Valentino Rossi, el australiano Jack Miller y el subcampeón Andrea Dovizioso.

"El nivel de la parrilla actual de MotoGP es tan bestia, que incluso todo un campeón como Pedrosa se ha tenido que quedar en casa"

Danilo Petrucci

Piloto oficial de Ducati y mejor tiempo en los test de Malasia

Así de entrada, todo el mundo puede imaginar que se adivina un paseo de las Ducati, pues nada más lejos del pensamiento de los que más saben. Por ejemplo, Davide Tardozzi, jefe de Ducati: “Estamos bien, pero una cosa es una vuelta rápida y otra, muy distinta, un gran premio, 26 vueltas a tope en condiciones de carrera. Yo sigo pensando que Marc (Márquez), que ha dominado la categoría con autoridad desde que llegó en el 2013, parte como favorito al título. ¿Que no está aún recuperado? Mire, puede que Marc no llegue al cien por cien a Catar, pero le puedo asegurar, porque lo conozco bien, que su cabeza estará al 200x100 ese fin de semana y solo pensará en ganar a ‘Dovi’”.

El italiano Danilo Petrucci ha impresionado hoy, en Malasia, a los mandos de su nueva Ducati. / ALEJANDRO CERESUELA

No, no todo el mundo traduce los espectaculares resultados de los ‘ducatistas’ como un anuncio de que ya ha comenzado el Mundial. “En los test, todo el mundo vuela, no sé cómo se lo hacen pero todos salen campeones de ellos”, ironiza el ‘Doctor’, que el próximo sábado cumplirá los 40. “No olvidemos que aquí se trata de acabar las carreras, de subirse al podio, de ganar, de estar siempre en la lucha y eso no está al alcance de todo el mundo”, comenta Cal Crutchlow. “Ser rápido en Malasia puede no significar nada. Y no estoy despreciando a los que lo han sido este viernes, solo digo que si el GP se corriese mañana, la clasificación no sería Petrucci, Bagnaia, Miller, Dovizioso...” Y hasta el propio gigantón de ‘Petrux’, el más veloz de los tres días, lo dijo: “Me voy de Sepang con cero puntos; los 25 buenos los dan, el día 10 de marzo, en Catar”.

Rins continúa progresando

Es evidente que los tres días de Sepang han servido para demostrar que la Ducati sigue siendo la mejor moto; que la Honda ha dado un paso más en el perfeccionamiento de “una moto amiga”, es decir, conocida para Márquez; que Yamaha parece haber reencontrado la senda del éxito “pero como la distancia que nos separaba de las mejores motos era tan grande, aún nos faltan un par de pasos más”, dice ‘Vale’. Y que, finalmente, mientras Aprilia y KTM están aún muy lejos de los favoritos, Suzuki, de la mano de un bravísimo Àlex Rins, ha presentado ya su candidatura al podio permanente.

"La clasificación de este test no tendrá nada que ver, seguro, con lo que se de en el GP de Catar. Una cosa son los entrenamientos y otra, muy distinta, la carrera"

Andrea Dovizioso

Piloto de Ducati y subcampeón del mundo de MotoGP

“Después de mi primer entrenamiento en Sepang, imploré que llegase la lluvia pensando que así, si yo no podía entrenar por mi dolor en el hombro izquierdo, los demás tampoco lo harían y resultó que hizo sol todos los días”, bromea Márquez, que se siente muy orgulloso del esfuerzo realizado y, sobre todo, de haber podido cumplir con todo lo que se propusieron probar. “Estamos a punto, si hacemos un buen test en Doha, días antes del GP, creo que presentaré batalla, pues espero estar cerca de mi cien por cien”. Ni que decir tiene que el equipo retuvo todo lo que pudo a Márquez. “Me han hecho parar cuando yo no quería, pero debía hacerlo”.

Una docena de ingenieros anotan las observaciones de Àlex Rins en el taller de Suzuki. / ALEJANDRO CERESUELA

Ese Márquez, que ha arrasado en los últimos años, ganando, incluso, con tres ceros por temporada, fruto de su fogosidad, ahora ya mucho más controlada (“aquí he corrido con el freno de mano puesto, ya que no me podía permitir interrumpir el test por una caída y dar un paso atrás en mi recuperación”), cree que la Ducati “es un cohete a una sola vuelta, que la Yamaha empieza a recuperar el tiempo perdido y el ritmo de Viñales ha sido muy bueno, al igual que Rins, que ya está ahí”. Eso sí, Márquez asegura que “la pista estaba muy fácil y, cuando forzabas, te salían los tiempos muy cómodamente. No me creo esos tiempos, pues no volveremos a encontrarnos una pista con tanto agarre y facilidades, a lo largo de todo el Mundial, como esta”.

Un GP es distinto a un test

“La parrilla de MotoGP es muy bestia. Aquí están los mejores pilotos del mundo. Aquí hay 10 tipos que pueden, sino ganar un GP, subirse al podio, fijo. Para hacerse una idea del ‘nivelazo’ que hay este año, solo recordaré que un campeonísimo como Pedrosa se quedó sin sitio, está en casa”, comenta Petrucci, modesto como siempre y sabedor de que ser veloz es una cosa, subirse al podio otra y ganar algo que está reservado a muy pocos. “Una vuelta la da cualquiera; 26 giros a tope es otro asunto”, confiesa Bagnaia, ‘plata’ ayer en Sepang.

"Han sido unos buenos, muy buenos, entrenamientos, pese a los problemas en mi hombro. En Catar, espero presentar batalla"

Marc Márquez

Piloto de Repsol Honda y pentacampeón del mundo de MotoGP

“Lo siento, pero coincido con Cal: si mañana se hiciese la carrera, esto no acaba así”, reconoce ‘Dovi’, el subcampeón de los dos últimos años y principal rival de Márquez, al que calificó de “animal” cuando le vio protagonizar, el miércoles, un entrenamiento magistral tras más de dos meses de no subirse a una moto y una doble operación en su hombro izquierdo de casi cuatro horas. “Cuatro Ducatis en los cuatro primeros puestos de Sepang, solo significa que nuestra base sigue siendo muy buena. Nada más. Una carrera es otra cosa muy distinta, para máquinas, estrategias y pilotos”.

Lo que sí es verdad es que los dos grandes equipos y las dos magníficas parejas que pretenden amargarle la vida a Márquez y, tal vez, a Lorenzo, han decidido trabajar juntos. No quiere decir que Ducati y Yamaha unan sus fuerzas, quiere decir que Dovizioso y Petrucci, así como Rossi y Viñales, han puesto en práctica, incluso, entrenamientos conjuntos.

El jueves, ‘Dovi’ y ‘Petrux’ dieron un montón de vueltas juntos, observándose, cambiando el liderato y forzando para conocer sus puntos débiles y fuertes. Y ayer, por vez primera desde que comparten boxe, Rossi aceptó la sugerencia del nuevo técnico de ‘MVK’, Esteban García, para que imitasen a los ‘ducatistas’ y aceptasen dar varias vueltas juntos. “La verdad es que ha sido una gran idea, pues hemos sacado muchas enseñanzas, todas buenas”, dijo Rossi. Es evidente que, de momento, nadie se plantea en Honda imitar esta táctica, a no ser que el gran jefe, Alberto Puig, lo sugiera. No, más bien no.

Valentino Rossi (Yamaha), con rostro agotado tras una dura sesión en el caluroso Sepang. / ALEJANDRO CERESUELA

Viñales cree que la Yamaha actual es mucho mejor que la del pasado año. “Tiene mejor freno motor, frena mejor, tiene mejor paso por curva, desgasta los neumáticos más progresivamente y el motor empuja bien, lo que significa que ya empezamos a ver la luz al final del túnel”. Eso sí, Viñales reconoce que, en pista, ha tratado de codearse con la Ducati “y es imposible, no sé qué o cómo lo hacen, pero vuelan”. Rossi insiste en que “el material no es malo, el equipo es muy bueno, pero, si queremos volver a ganar, aún debemos mejorar más, mucho más. Cierto, Viñales lo ha hecho muy bien, pero ha terminado quinto”.

"Estamos en el camino adecuado, pero la desventaja es tan grande que deberemos seguir dando pasos para poder volver a ganar"

Valentino Rossi

Piloto de Yamaha Moster y nueve veces campeón

“Yo estoy realmente asustado a la velocidad que hemos corrido aquí”, señala Aleix Espargaró, líder de Aprilia al estar lesionado el rutilante fichaje de este año, el italiano Andrea Iannone, que se quejó de una infección en la boca que alguien, con mucha malicia y ninguna prueba, atribuyó a una nueva operación de cirugía estética. “Los tiempos que hemos hecho son una auténtica locura, todos, y demuestran el enorme potencial de MotoGP. En Catar se verá una batalla espectacular y el Mundial será increíble, ya verán”, sentenció Aleix.

Capirossi, asustado

Esta misma versión la tiene el italiano Loris Capirossi, tricampeón y responsable de la seguridad del Mundial. “He estado en la pista y, la verdad, dan miedo. Vuelan. El año pasado, solo Jorge (Lorenzo) rodó en 1.58; este año, ya ve, seis pilotos han sido capaces de romper su récord. Asistiremos a un Mundial escalofriante”.

Esa diversión, empieza con un gran favorito, el de siempre, Marc Márquez; un opositor estelar,  también el de siempre, Andrea Dovizioso; un ‘Doctor’ que, a los 40, quiere su 10º título; un veterano kamikace como Cal Crutchlow y jóvenes hambrientos de gloria como Maverick Viñales, Àlex Rins, Danilo Petrucci, Jack Miller, ‘Peco Bagnaia, Franco Morbidelli, Aleix Espargaró y Tito Rabat.