MotoGP

motogp

Rossi impide, con una fea maniobra, la 'pole' de Márquez

El 'Doctor', que ya había perdido la posibilidad de hacer una vuelta rápida, estuvo a punto de arrollar al campeón de MotoGP en la última curva de Misano

Valentino Rossi (Yamaha), en Misano, hoy, precediendo en una vuelta a Marc Márquez (Honda).
Valentino Rossi (Yamaha), en Misano, hoy, precediendo en una vuelta a Marc Márquez (Honda).  | periodico

Emilio Pérez de Rozas

Se ha vuelto a liar. Y, por suerte, no ha pasado nada. Hubiese podido ocurrir de no ser por la tremenda habilidad y reflejos de Marc Márquez (Honda), pues la manera que Valentino Rossi (Yamaha) utilizó para arruinarle la posible ‘pole’ al heptacampeón de Cervera hubiese podido terminar con los dos campeonísimos en el suelo y, tal vez, como reconoció el catalán, “lesionados, a mitad de campeonato y sin poder correr ni en Misano ni en Aragón”.

Piensa mal y acertarás fue la conclusión del último incidente provocado por Rossi, en casa, ante miles de seguidores, en el ‘jardin’ de Misano, a 14 kilómetros de Tavullia. Márquez perseguía su vuelta rápida, sabiendo que la primera fila, copada magistralmente por un portentoso Maverick Viñales (Yamaha, 1.32.265 minutos), un más que extraordinario, único, brutal, Pol Espargaró (KTM) y el ‘Diablo’ de todos los días, el joven Fabio Quartararo (Yamaha), estaba poco menos que imposible.

La narración de Márquez

“Vi que ‘Vale’ no estaba por la labor de tirar, parecía como si estuviese esperando a alguien. Me lo encontré en la recta de atrás y como sabía que estaba detrás de mí en parrilla, he pensado ‘bueno, pues si quieres, ya tirarás tú’. Me he pegado a él y, de pronto, en la curva 6, él se ha metido en el césped y, por tanto, ese error le invalidaba inmediatamente la vuelta”, ha empezado contando Márquez.

El catalán, pese a tanta indecisión como ha mostrado el ‘Doctor’, se ha pegado a él y, en la curva 11, una larga, rapidísima, de derechas, le ha superado. “Ahí es donde me ha entrado la duda pues, al parecer, yo también he pisado el verde, pero no estaba seguro y he seguido tirando fuerte por si acaso mi vuelta seguía siendo válida. Y, al llegar a la horquilla de derechas, a la curva 14, donde yo he frenado muy tarde, una moto negra y amarilla se ha metido por dentro a una velocidad que le impedía, seguro, trazar. No sé cuál era la intención de ese adelantamiento, si se le puede llamar así. No quiero pensar mal, aunque tal vez acertaría. He tenido la suerte, la habilidad, la destreza de enderezar instintivamente mi moto y evitar el accidente, la caída, el choque, tal vez la lesión”, concluyó el pentacampeón más joven de la historia de MotoGP.

Lorenzo critica a Marc

Luego, inmediatamente, Marc, en la siguiente curva, se acercó a Rossi y levantó, expresivamente, su brazo izquierdo, sin mala intención. “No, no, no le estaba pidiendo disculpas, ni perdón, pues yo no había hecho nada. Simplemente, estaba mostrando mi perplejidad por lo que había hecho, era un ‘no entiendo nada’”. Un ‘pero ¿dónde ibas?’ Pues iba, según Marc (aunque no lo dijo), a estropearle la vuelta.

Ya lo dijo Jorge Lorenzo, que sigue pisando charcos para complicarse aún más, no solo el presente sino su futuro en el equipo Repsol Honda, como compañero del campeonísimo catalán. “Marc en algunos circuitos se ha aprovechado de la rueda de Valentino y de algún otro piloto para hacer su mejor vuelta. Quizá esta vez, Valentino no se lo ha permitido”. Es decir, blanco y en botella: Valentino lo hizo intencionadamente, le torpedeó la vuelta a Márquez, sabedor de que él había inutilizado la suya en la curva seis.

Pelea por el podio

Dirección de Carrera llamó al cuarto oscuro a los dos pilotos, los escuchó y decidió, un clásico “sigan, sigan”. Es decir, no hay sanción. Márquez reconoció que le daba igual si sancionaban o no a ‘Vale’ pues, total, “ya no es rival para el título y, a mí, solo mi interesa el título”. Rossi, por otra parte, frente a la minuciosa explicación de Márquez, se limitó a sonreir, a bromear con la prensa italiana, a decir que lo vio llegar por un lado, por el otro, incluso que le había estropeado su vuelta, sin explicar su versión del incidente. Porque no tenía versión, simplemente quería fastidiarle la vuelta al campeón y punto.

No es fácil que Márquez y Rossi se encuentren hoy (14.00 horas, DAZN) en la pista. El catalán, que deberá vérselas con Viñales y Quartararo (Pol Espargaró lo tiene casi imposible tras su gesta de ayer) por el podio, arranca desde el centro de la segunda fila y el ‘Doctor’ lidera la tercera. Pero corren en el ‘jardín’ de ‘Vale’ y todo puede para entre humo amarillo.