MotoGP

probemas en la scuderia

Máxima tensión en Ferrari por la crisis de Vettel

Las críticas arrecian y cada vez tiene menos apoyos. Se la juega en las dos próximas carreras

Vettel ha perdido su eterna sonrisa
Vettel ha perdido su eterna sonrisa | EFE
@F1Viaplana

Mientras Fernando Alonso se deja querer y muchas voces dentro de la F1 reclaman su vueltaSebastian Vettel ha provocado una profunda crisis en la Scuderia Ferrari. Sus resultados no están a la altura y su rendimiento menos. Acumula errores y las críticas se multiplican hasta el punto de hacer tambalear a la misma estructura de los de Maranello.

Charles Leclerc ha tomado la delantera y, a tres puntos del alemán, podría considerarse ya como el piloto número uno de la Scuderia. En Italia se ha abierto la caja de los truenos y son muchos, legiones, los que apuestan a que Vettel, que termina contrato a finales del 2020, no seguirá el próximo año. De hecho, pasó con Kimi Raikkonen en 2009 y con Fernando Alonso en 2014, que pese a tener contrato en vigor no mantuvieron el volante.

El trompo de Bahrein o la sanción de Canadá y, sobre todo, el error de cálculo en Silverstone contra Max Verstappen son ejemplos de que Sebastian no está en su mejor momento. Ahora ya no le perdonan ni una, está contra las cuerdas. Mattia Binotto, el jefe de la Gestión Deportiva, está sometido a una presión máxima y la solución no es fácil.

Blanco de las críticas

Fernando Alonso, que parece haber aparcado unas semanas su anhelo por correr el Dakar para apurar sus opciones de volver a la F1 con un coche ganador, publicando tuits vestido de Ferrari tras ganar en Silverstone en 2011, sobrevuela el nido del cuco. Vettel está en la encrucijada y amplios sectores exigen ya su cabeza.

La revista Autosprint titula esta semana ‘Capitan Fracassa’, lanzando un duro ataque contra el piloto alemán y asegurando que si Enzo Ferrari dirigiera el equipo ya no estaría entre los de Maranello. De hecho, su temporada la califican como la peor de cualquier piloto de Ferrari en sus 69 años de historia en el campeonato. Además, le rematan con una frase lapidaria: “Vettel es el problema de Ferrari, no la solución”.

La distancia frente Lewis Hamilton, que es el líder, es exactamente de 100 puntos, es decir, de cuatro carreras cuando se han disputado diez. Mientras a Charles Leclerc le miman con cuidado, con Sebastian se ha abierto la veda. “¿Por qué no tomar nota de que ésta es la secuencia de errores más intensa, dañina y preocupante de un piloto de Ferrari en 69 años de título de F1?”, apunta Autosprint. Las dos próximas carreras antes del paréntesis estival, Alemania y Hungría, consecutivas, van a ser cruciales para la suerte del alemán como piloto de Ferrari.