MotoGP

DOS CAMPEONÍSIMOS EN APUROS

Márquez y Lorenzo, tandem de Honda en el 2019, pasan por el quirófano

Márquez ha sido intervenido de su delicado hombro izquierda y Lorenzo por un problema en su pie derecho.

Marc Márquez, tras su operación
Marc Márquez, tras su operación. | INSTAGRAM

Los pilotos han empezado sus vacaciones tras los últimos entrenamientos, en Jerez, con las motos de la próxima temporada. Y muchos de ellos han utilizado estos primeros días de diciembre para solventar problemas físicos que arrastraban en los últimos meses. Entre ellos han estado las dos estrellas, los dos campeonísimos, que formarán, en el 2019, el temible equipo de la escudería Repsol Honda, campeona del mundo, el heptacampeón catalán Marc Márquez y el pentacampeón mallorquín Jorge Lorenzo.

Después de unos positivos últimos entrenamientos de la temporada, Márquez, el pentacampeón del mundo de la categoría ‘reina’ más joven de la historia, ha sido intervenido hoy, en el Hospital Universitario Dexeus, en Barcelona. La compleja operación ha sido realizada por los doctores Xavier Mir, Víctor Marlet y Teresa Marlet, miembros del Instituto Catalán de Traumatología y Medicina del Deporte (ICATME), “para solucionar la dislocación recurrente del hombro izquierdo del piloto del equipo Repsol Honda, lesión que ha persistido a lo largo de todo el pasado año”.

Larga recuperación

Está previsto que Márquez reciba el alta en las próximas 48 horas, en función de su evolución. La próxima semana iniciará, en Cervera, un programa de rehabilitación de seis semanas, para recuperarse de la intervención. A partir de entonces iniciará sus entrenamientos invernales, para prepararse de cara a los test de Sepang del mes de febrero.

Márquez ha reconocido, durante los últimos grandes premios de Japón, Australia, Malasia y Valencia, que el hombro izquierdo se le ha salido más de 20 veces a lo largo del año, tanto en entrenamiento privados o en el gimnasio, como a lo largo de los fines de semana de gran premio. “Es más, se me ha salido tantas veces y me lo he puesto yo mismo tantas veces, con ayuda de mis dos ‘ángeles de la guarda’, mi hermano Àlex y José Luis (Martínez, su entrenador en la pista), que, en ese sentido, ya ni me acuerdo del número de percances que he sufrido esta temporada. Desde luego, más de 20, sí”.

La mayor preocupación de Márquez y su equipo se centra en acortar lo máximo posible el periodo de rehabilitación de esta delicada operación. Hay quien habla de seis semanas e, incluso, el propio Márquez bromeó, en el último Gran Premio de la Comunidad Valenciana, disputado en Cheste, sobre “si dicen seis semanas, serán cinco”. Pero lo cierto es que los expertos, desde médicos a recuperadores, aseguran que se trata de una rehabilitación lenta y minuciosa, lo que impedirá echarle coraje y tratar de acortar los tiempos.

La intervención a Lorenzo

Es cierto que pese a su desparpajo, Márquez también reconoció, en su último día de actividad en el circuito de Rufea (Lleida), donde se entrenó con 20 niños procedentes de España, Inglaterra, Croacia e Italia, en el Allianz Camp, que “lo importante es llegar al test de febrero, de Malasia, en condiciones de probar todo lo nuevo que nos lleve Honda allí aunque, realmente, no estaré al cien por cien de mis condiciones físicas, eso parece seguro”.

La intervención a la que fue sometido ayer, lunes, Lorenzo es mucho menos delicada que la de Márquez. El tricampeón mallorquín, que, como todos recordarán, ha tenido uno de los finales de temporadas más negativos de su carrera, no tanto por las caídas y lesiones que se produjo en Motorland (Aragón) y Tailandia, que le hicieron perderse cuatro de los últimos cinco grandes premios, fue intervenido ayer por el doctor Eduard Rabat, uno de los mejores especialistas del mundo de pie y tobillo.

Lorenzo, que después de pensárselo mucho acabó siendo sometido a una delicada operación en su muñeca izquierda, esta vez, por el doctor Xavier Mir, no ha tenido más remedio que aprovechar los primeros días de vacaciones para, finalmente, solucionar los continuos problemas que tenía en su pie derecho, cuya recuperación no le supondrá más de cuatro semanas. El tricampeón del mundo mallorquín de MotoGP, que pudo realizar sin demasiados problemas las cuatro sesiones de test en Cheste (Valencia) y Jerez, con la nueva Honda RC213V, se encuentra ya en su casa de Lugano (Suiza) donde mañana mismo iniciará su recuperación.