Competición

Monte-Carlo Historique

Los 10 modelos más espectaculares del Rally Monte-Carlo Histórico

Más de 300 pilotos han participado en la última edición de la competición.

MINI COOPER S
El Mini-Cooper S, uno de los vehículos míticos de la prueba.  | MINI COOPER

Laura Parada Vila

El Rally Monte-Carlo Historique es uno de las pruebas más famosas del mundo del motor. Este año se ha celebrado la edición número 87 y en esta ocasión han participado 309 pilotos. La prueba reúne a los mejores clásicos deportivos de todo el mundo en óptimas condiciones para competir y demostrar todo su potencial. Hemos seleccionado los diez mejores modelos de la edición de 2019

Citroën DS 

Aunque a priori no presente las características propias de un ganador ya que es un coche pesado, grande y poco potente, lo cierto es que en 1956 un grupo de aficionados fundó la escudería París Île de France y se unieron a la competición. En 1959 Citroën ganó el Rally Monte-Carlo y a partir de ese momento se involucró profesionalmente en la competición.  

GAZ Volga M21

La marca GAZ fabricó el modelo Volga durante la Guerra Fría pensado para cargos públicos de la Unión Soviética. Un modelo a prueba ante cualquier tipo de meteorología y triunfa en las pruebas en las que las temperaturas extremas son un factor determinante como el Mil Lagos de Finlandia. Su carrocería de estilo norteamericano y su robustez lo convierten en un vehículo que acapara las miradas de los aficionados del Rally de Monte-Carlo. 

Seat 124 Especial 1800 Gupo 4

Seat creó este modelo en 1977. Compensaba su potencia de menos de 200 CV con su peso ligero lo que lo convertieron en un coche de competición. Liderado por los pilotos Antonio Zanini y Salvador Cañellas, compitió contra las mejores marcas de la competición como Ford, Fiat o Lancia. En ese año consiguieron ser tercero, cuarto y séptimo, unos resultados que superaron las expectativas iniciales de la marca. 

Mini-Cooper S

Es el perfecto ejemplo de buena tracción delanteraMini-Cooper consiguió sus mejores resultados en las décadas 50 y 60 gracias a su buena tracción delantera que les permitía ser un coche único en suelo heladoEn 1964 consiguieron la victoria en el Monte-Carlo gracias al piloto irlandés Paddy Hopkirk. A partir de entonces se convirtieron en una marca referente en esta competición

Alpine A110

Esta marca de deportivos creada por Jean Rédélé a partir de las mecánicas de Renault dió origen al modelo A110 con base R8, la famosa berlinette considerada como el mejor coche de rallyes de los años 60. Este modelo ganó el Montecarlo en dos ocasiones, en 1971 con el piloto Ove Anderson y en 1973 con Jean-Claude Andruet. Un vehículo perfecto para la competición y que siempre está presente en el Monte-Carlo Histórico. 

Porsche 911

El todoterreno de los rallyes. La introducción de Porsche en la competición supuso una revolución y sustituyó a los Mini y DS, en su hegemonía. El piloto británico Vic Elford ganó por primera vez en 1968 con un 911T. En 1969 y 1970 Porsche volvió a repetir victoria con el 911S conducido por el sueco Bjorn Waldegaard. Diez años después la marca seguía manteniendo su esencia ganadora y se impuso a sus rivales con un 911 SC privado. El Porsche 911 es un modelo mítico y siempre está presente en el  Monte-Carlo Histórico. 

Lancia Fulvia HF 

La marca creó un modelo perfecto para la competición casi sin querer. La versión deportiva HF apareció en 1967, pero no sería hasta un año después cuando aparecería el coche definitivo para la competición, el 1.600 HF, conocido como fanalone, por sus grandes faros interiores. Su capacidad de tracción y estabilidad lo convierten en uno de los modelos preferidos por los pilotos del Monte-Carlo Histórico. 

Ford Escort RS

En la década de los años 70 el Escort RS1.600 se convirtió en el coche al que todos los demás tenían que batir en toda Europa. En 1975 se introdujo el modelo Escort Mk2 que tenía un diseño de líneas más cuadradas aunque el 90% de la mecánica no se había modificado. Protagonizó inolvidables duelos con Fiat en 1977 y 1978. Aunque nunca ganó el Monte-Carlo es uno de los mejores coches de rallyes de todos los tiempos, 

Opel Kadett GT/E

La solidez del Opel Kadett fue uno de los motivos por los que en los años 60 y 70 los pilotos privados lo elegían para competir. Este modelo ligero, versátil y con propulsión trasera congiuió éxitos en toda Europa. En 1973 apareció su versión deportiva GT/E, aunque por problemas de fiabilidad no consiguió grandes resultados en las competiciones, aún así es uno de los modelos preferidos por los participantes del Rally Monte-Carlo Histórico. 

Lancia Stratos HF

Es uno de los mejores coches de rallyes de todos los tiempos. Ha sido ganador del Monte-Carlo en cuatro ocasiones, 1975, 1976, 1977 y 1979. También fue campeón del Mundo de Rallyes durante tres años consecutivos, un hecho que refleja la diferencia tecnológica con los otros rivales de su época. Era un vehículo perfecto para la competición, bajo, aerodinámico, compacto y ligero, el problema era fabricarlo en suficiente cantidad para su homologación, un reto que se consiguió en 1974. A partir de ese momento ganó 18 rallyes del Campeonato del Mundo.