Competición

Motocross

Jorge Prado y su ascenso a la cima del motocross

'Con los pies en la arena' narra la historia del joven campeón gallego, que con 17 años ganó el título mundial de MX2.

Jorge Prado, campeón del mundo de motocross MX2
Jorge Prado, campeón del mundo de motocross MX2. | RED BULL

Sport

En septiembre de 2018, con tan solo 17 años, Jorge Prado se proclamó campeón del mundo de motocross en categoría MX2, un éxito que vino a confirmar las grandes expectativas que el piloto gallego había generado desde su irrupción en la especialidad.

Ahora, su patrocinador personal , Red Bull, ha estrenado un precioso documental que narra su ascenso a la gloria. ‘Con los pies en la arena’ es la historia del éxito de Jorge Prado, pero también de los sacrificios de su familia y, especialmente, su padre Jesús, para que que el piloto lucense pudiese cumplir su sueño.


La difusión del vídeo coincidió con el 'Día del Padre' y Jorge quiso dar las gracias públicamente al suyo, Jesús, por estar ahí con él, a las duras y a las maduras, en una emotiva carta, que podéis leer a continuación:

“GRACIAS, PAPÁ, POR ESTA HISTORIA JUNTOS”

Papá.
Hoy es un día en el que tú y el resto de padres sois los protagonistas. En días como este, somos los hijos los que valoramos vuestra importancia.
Yo os quiero agradecer, a ti y a mamá, todo lo que hicisteis y hacéis por Cecilia y por mí, pero como es tu día, voy a hablar y centrarme solamente en ti.
Los dos somos unos locos del deporte y empezamos en esto de las dos ruedas como hobby. Me acuerdo muchas veces del principio de todo, esos fines de semana en los que íbamos los dos juntos a disfrutar del trial. ¡No te puedes ni imaginar lo que me gustaba pasar el día en moto contigo! GRACIAS.
Luego empezamos a salir al extranjero para competir en el campeonato de Europa de motocross. Recuerdo viajes y noches eternas por la carretera. Tú, al volante, sin apenas descansar, siempre con una sonrisa en la cara y hablando de nuestros sueños, haciendo el viaje mucho mas ameno. GRACIAS.
Después llegó una de las decisiones más importantes… Bélgica, ¡vaya decisión! Arriesgar todo por un hijo es algo que no todos los padres se atreven a hacer. Esos primeros años viviendo fuera de España fueron complicados para toda la familia. Estar lejos de casa no es fácil, y en un país con diferente idioma y cultura lo fue aún menos. Además de años complicados a nivel deportivo, que pudimos superar también gracias a tu actitud, a las ganas que tenías de apoyarme para, tal vez un día, conseguir nuestros sueños. GRACIAS.
Papá, no podía haber imaginado mejor compañero de viaje, compañero de entrenos, compañero de carreras, amigo y padre.