Fórmula 1

gp de monaco

Mónaco arranca con el recuerdo de Niki Lauda

El austríaco, fallecido este martes a los 70 años, ganó en el Principado con Ferrari en 1975 y 1976

Ferrari prepara un GP de Mónaco dedicado a Lauda
Ferrari prepara un GP de Mónaco dedicado a Lauda | Scuderia Ferrari

La Fórmula 1 llega a su escenario más emblemático con la 66ª edición del Gran Premio de Mónaco, sexta prueba del calendario 2019. La tradicional postal de lujo, yates y glamour ocupará esta vez un segundo plano y la cita de este fin de semana estará marcada por el recuerdo y los homenajes a Niki Lauda, fallecido el martes a los 70 años

El piloto austríaco es una leyenda de la F1 y su historia va estrechamente ligada a Mónaco. En las calles del Principado, el circuito más exigente del Mundial, Lauda consiguió dos de las 25 victorias que adornan su palmarés.

El 11 de mayo de 1975, ganó con Ferrari, devolviendo a la Scudería a lo más alto del podio después de 20 años sin ganar en este trazado. Y repitió victoria en 1976, convirtiéndose en uno de los únicos seis pilotos que han logrado ganar más de una vez en Mónaco.

Pilotos y equipos preparan sus respectivos tributos a Niki Lauda, al igual que los dos organismos que rigen la Fórmula 1, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y el grupo estadounidense Liberty Media con Chase Carey a la cabeza.

"La Fórmula 1 ha perdido no solo a uno de los grandes exponentes del deporte, sino también a uno de sus héroes. Su amor por las carreras y el coraje que demostró fueron simplemente extraordinarios e inspiró a muchos fanáticos", señaló Carey, que junto con el presidente de la FIA Jean Todt prepara un tributo a altura del mito. En Mónaco, la F1 también recordará a su director de carrera, Charlie Whiting, fallecido recientemente.

Ferrari, en la encrucijada

En los últimos años Mercedes y Red Bull se reparten las victorias en Mónaco, con la excepción del triunfo de Sebastian Vettel y Ferrari en 2017. En las últimas nueve carreras, además de la de Vettel, Mercedes ha cosechado cuatro triunfos, los mismos que Red Bull, que se impuso aquí en la edición de 2018 con Daniel Ricciardo, que subió al podio escoltado por Vettel y Hamilton.

Para los de Maranello Mónaco se presenta como un desafío, un circuito en el que están obligados a reaccionar si no quieren perder definitivamente el tren de un Mundial que se les ha puesto muy cuesta arriba y que ha empezado con cinco dobletes de Mercedes, con Hamilton y Bottas separados por solo 7 puntos al frente de la clasificación y Vettel, hundido en la cuarta posición, por detrás de Verstappen, y a 48 puntos del líder.

Además de la baza del alemán, Ferrari cuenta este año con un motivado Charles Leclerc, quinto en el Mundial a 7 puntos de Vettel, que corre en su casa, decidido a lucirse ante su familia y sus paisanos. El piloto monegasco ya brilló aquí en 2018, en su primera temporada en la Fórmula 1, con un modesto Sauber Alfa Romeo, aunque no terminó por una avería.

Leclerc ha sustituído esta temporada en Maranello a Kimi Raikkonen, que este fin de semana cumple en Mónaco su Gran Premio número 300. El finlandés, ahora en Alfa Romeo, es el quinto piloto que más carreras ha disputado en el Gran Circo .

"Todo el mundo habla de que es mi carrera número 300, pero a mí me interesa más nuestro rendimiento. El test en Barcelona fue importante para que entendiéramos nuestros problemas mejor, pero sinceramente no sé cómo se adaptará nuestro coche al circuito urbano de Mónaco", dice 'Iceman', poco dado a las celebraciones