Fórmula 1

gp de singapur

Leclerc rompe los pronósticos y se apunta una manita de 'poles'

Charles voló en Singapur para apuntarse la tercera pole position consecutiva, la quinta de la temporada. Más que nadie

xortunoferrari s monegasque driver charles leclerc waves 190921161152
Leclerc tras lograr la pole position. | AFP

Arnau Montserrat

La batalla en Singapur parecía estar entre los Mercedes y los Red Bull. Unos pronósticos que no acertaron el rumbo de la 'qualy'. Leclerc rompió las apuestas con su quinta pole position de la temporada batiendo a un Hamilton descolocado y un Vettel que ya no sabe qué hacer para superar a su compañero. Le tiene la medida tomada y el repaso es preocupante.

Una Q1 sin grandes sobresaltos y pocas sorpresas en las eliminaciones. Al contrario que en Monza, los pilotos buscaban salir el último porque la pista estaba en constante mejoría. Tampoco nada de rebufos. Mercedes marcó la pauta probando primero los neumáticos medios y posteriormente los blandos para decidir que gomas montaban en la Q2. Las de inicio de carrera en definitiva. Se decantaron con los blandos que montaron al final del primer corte para poner a Bottas primero y Lewis segundo.

Las diferencias sin embargo eran muy apretadas. Leclerc se puso las pilas y mandó un primer aviso con el primer intento en la Q2 superando a un Hamilton que rodó al límite besando incluso el muro. Tres pilotos, de tres escuderías diferentes en una sola décima en las tres primeras posiciones. La batalla era preciosa y con un invitado sorpresa: Mclaren. Norris voló e incluso estuvo a 6 décimas respecto al mejor tiempo del primer intento colocándose por momentos en la quinta plaza. 

Vettel también quería estar en la fiesta y se colocó segundo a 70 milésimas de su compañero de equipo. En cambio los Mercedes parecían dar un paso atrás antes de la batalla final. Vencidos por los de rojo en el segundo corte.

A la hora de la verdad, Ferrari sacó toda la artillería y Vettel se reivindicó. O como mínimo eso parecía tras el primer intentó. Rozó los muros, puso el coche al límite y se ponía líder de forma provisional. Pero el estado de forma de Leclerc es sensacional. Está a otro nivel. El monegasco sacó décimas de donde no las hay, incluso cometió un error en la vuelta pero superó de nuevo a Sebastian en clasificación.

Manita de poles. Más que nadie esta temporada. Batalla ganada a los Mercedes que no se acababn de creer el ritmo que habían logrado sacar los Ferrari en una pista nada ideal para las características del 'Cavalino Rampante'. Van a por la tercera victoria seguida y Charles la quiere también para él. Otro que realizó una gran sesión fue Carlos Sainz que terminó séptimo. El mejor del resto una vez más.