Fórmula 1

Fórmula 1

Las claves de la decisión de Alonso

Alonso anuncia en Twitter que no correrá en la Fórmula 1 a partir de 2019.

Fernando Alonso anuncia su retirada
Fernando Alonso anuncia su retirada. | AFP
@F1Viaplana

No tener un coche competitivo

No hay secretos ni hay que buscar tres pies al gato, la decisión de Fernando Alonso de anunciar que en el 2019 no correrá en la Fórmula 1 se debe, principalmente, a que no tiene un coche competitivo y hoy está convencido de que tampoco lo tendrá el próximo curso. Los cuatro últimos años han sido muy duros para un piloto que ha demostrado estar entre los mejores de la historia de la F1 y merecía más, mucho más.

Este año disputa su 17ª temporada en la F1, con un palmarés de 32 victorias, 22 poles y 97 podios, además de los títulos Mundiales conseguidos en 2005 y 2006. Podemos discutir si en su día acertó o no algunas decisiones claves para su futuro, pero este asturiano puso al país en el mapa de la F1 y durante estas dos décadas nos hemos apasionado, emocionado, alegrado y llorado al ritmo de sus éxitos y fracasos.

Explorar nuevos desafíos en su carrera

Con contrato en vigor para correr el WEC hasta junio del 2019. Fernando se dispone a explorar nuevos horizontes que le aporten unos retos que le permitan seguir motivado para competir al más alto nivel. Ahí, aparece nuevamente el reto de la ‘Triple Corona’, un título honorífico que solo ha ganado Graham Hill y con el que se distingue a quien ha ganado el GP de Mónaco, las 24 Horas de Le Mans y las 500 Millas de Indianápolis. Alonso ya ha ganado en Mónaco (2006 y 2007) y también las 24 Horas (2018) y después del intento fallido del año pasado no tengo la más mínima duda que afrontará nuevamente el desafío de la Indy y, además, lo hará de la mano de Zak Brown, quien se ha convertido en alguien más que su jefe en McLaren. El vídeo que colgó en las redes sociales deja pistas, como el casco y el mono de las 500 Millas de 2017, pero tampoco hay que engañarse: Veo más factible que gane la IndyCar que las 500 Millas, una carrera que aparte de conocerla muy bien requiere una gran dosis de suerte.

Con él nunca se puede decir nunca jamás

Alonso deja la F1, pero en ningún momento habla de retirada. De hecho, estoy convencido de que Fernando todavía sueña en ganar su tercer título y no va a descansar en su empeño por tener la oportunidad de conseguirlo. En el mensaje que envió está bien claro: “Sé que van a ser mejores -en referencia a McLaren- y más fuertes en el futuro y ese podría ser el momento correcto para mí para volver al campeonato”. Con él, les aseguro, nunca se puede decir nunca jamás. Estas palabras no son diplomacía sino que salían de su corazón. Que nadie lo dude. Fernando Alonso es de los que no se rinden y pelean hasta el final con todas sus fuerzas para conseguir sus objetivos. Al respecto, me viene a la memoria Nigel Mansell, el británico, campeón de la Indycar y de la F1, quien ganó este último título con 39 años.