Fórmula 1

Fórmula 1

Leclerc intimida en su estreno con Ferrari

El piloto monegasco ha sido un segundo más rápido que el resto en la tanda matinal de test en Barcelona.

Charles Leclerc
Charles Leclerc, el más rápido en Barcelona este martes. | AFP

Charles Leclerc ha sido este martes el piloto más rápido en la sesión matinal de la segunda jornada de test de Fórmula 1 en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

El monegasco, en su estreno de pretemporada al volante del nuevo SF90, ha parado el cronómetro en 1’18”247 , sólo una décima más lento que el 1’18”161 que marcó su compañero Sébastian Vettel en la jornada inaugural del lunes y que le valió para terminar al frente de la tabla de tiempos.

Leclerc ha sido más veloz que Vettel en la comparativa con el neumático duro de Pirelli (C2). En concreto ha rebajado el crono del alemán con el mismo compuesto en 149 milésimas (1’18”982). Después, el joven piloto de la academia Ferrari, que este año ha dado el salto al equipo de Maranello tras 'fogearse' la temporada pasada en Alfa Romeo con grandes resultados, ha firmado su mejor vuelta con el neumático C3.

Ha habido una única bandera roja en toda la sesión matinal, a primera hora, cuando el 'rookie' anglo-tailandés Alexander Albon ha perdido el control del Toro Rosso en la vuelta de instalación. En su estreno con Renault, Daniel Ricciardo también se ha llevado un susto al salirse de pista en la primera curva por un fallo del DRS.

Kevin Magnussen ha perdido mucho tiempo en boxes pero cuando por fin ha salido a pista con el Haas se ha encaramado hasta la segunda plaza de la clasificación al marcar un tiempo de 1’19”234 con el C3. Eso significa que Leclerc ha dejado al primero de sus rivales a un segundo de distancia.

Cuarto ha sido Lando Norris con el McLaren. El novato inglés ha tomado el testigo de Carlos Sainz al volante del MCL34 y ha superado las 50 vueltas para concluir en 1’19”489  con el Pirelli C2. Sin duda, los de Woking están sorprendiendo con este buen inicio de pretemporada teniendo en cuenta los estrenos de pesadilla de años precedentes con Alonso.