ROLLS-ROYCE CULLINAN

Rolls-Royce ofrece los primeros detalles del Cullinan, su primer SUV

Rolls-Royce presenta un SUV superlativo tanto en precio, como en dimensiones y motor y estrena la tracción total.

rolls-royce-cullinan-12
Rolls-Royce Cullinan, el primer SUV de la marca. | ROLLS-ROYCE
@alexsoler66

Tal y como adelantó Motor ZetaRolls-Royce lleva años desarrollando el que será su primer SUV, el Cullinan, un todocamino de lujo dispuesto a competir directamente con el nuevo Lamborghini Urus o el bentlet Bentley Bentayga. La firma británcia, además, ha querido que todo en su nuevo vehículo fuera especial y acaba de terminar la publicación de un documental producido por National Geographic, difundido por Youtube, en el que Cory Richards, explorador y fotógrafo, ha probado el Cullinan por las zonas más exigentes del mundo.

Finalmente, aunque aún quedan detalles por desvelar, Rolls-Royce ha presentado el Cullinan, nombrado así en honor al diamante en bruto más grande jamás encontrado en el planeta, con el que, ahora sí, se enfrenta por primera vez al desafío 'off-road', con todo lo que eso implica. El primer SUV de Rolls-Royce también será, de momento, el SUV más caro del mundo con un precio de 325.000 dólares, poco más de 270.000 euros, a cambio de toda la exclusividad y el lujo inherente en los vehículos de la marca.

"La etiqueta SUV ahora se aplica a cualquier cosa con una silueta de dos volúmenes y la menor intención de salir de la carretera. Nosotros imaginamos un auténtico automóvil de tres volúmenes, todoterreno, alto y con un diseño desafiante y una capacidad absoluta de que satisfará los deseos aventureros de nuestros cliente", afirma Giles Taylor, director de diseño de la marca.

ES ENORME

Además de lujoso, el Cullinan hará honor a su nombre y será enorme, con una altura de 1,83 metros, una largada de 5,34 metros y un anchura de 2,1 metros. Sus grandes dimensiones irán de la mano con su peso, que será de 2.660 kilogramos, 200 kilos más que su rival directo, el Bentley Bentayga.

Estéticamente no tiene secreto y es un Rolls-Royce con todas las letras, con su característica parrilla frontal, el 'Espíritu del Éxtasis' coronando el capó del vehículo y las habituales líneas rectas y elegantes presentes en todos sus cohces. Todos estos elementos, en el Cullinan, se encuentran a 53 centímetros del suelo, una altura que le permitira pasar por cualquier lugar sin rozar nada. 

Destacan en su silueta las cuatro puertas, de apertura suicida, y el portón del maletero, que se abre automáticamente pulsando el botón de la llave y ofrece dos asientos para relajarse. Para facilitar el acceso, el Cullinan descenderá cuatro centímetros en cuanto se abra. También tienen mucha notoriedad en el conjunto las enormes llantas de 22 pulgadas que montará en cada neumático. En el Cullinan todo es masivo.

Su interior es amplísimo aunque solo está capacitado para transportar hasta cinco personas, que dispondrán de todo el espacio imaginable. Como no podía ser de otro modo, Rolls-Royce ofrecerá los mejores materiales en los acabados del vehículo y la última tecnología disponible, datos que aún estar por especificar por parte de la marca. Entre otras características, la banqueta trasera podrá equipar una pequeña nevera y espacio para copas.

UN MOTOR COHERENTE

Si todo en el Cullinan es grande, el motor no podía romper la coherencia y debía serlo también. De este modo, el SUV de Rolls-Royce presenta un V12 de 6.7 litros que ofrecerá 571 CV de potencia y 850 Nm de par máximo asociado a una caja automática de 8 marchas. Por primera vez en la marca, Rolls-Royce estrena la tracción a las cuatro ruedas, que será permanente. Algunas informaciones apuntan que tendrá varios modos de conducción que ajustarán el comportamiento del motor, la caja de cambios, la dirección y la suspensión en función del terreno.

Rolls-Royce presenta así un modelo con el que espera aumentar sus ventas, que en 2017 fueron de 4.000 unidades. Aun así, no ha lanzado una cifra objetivo para un modelo que debería empezar a fabricarse este mismo año.