Pruebas

JEEP COMPASS

Jeep Compass, un SUV para dar la vuelta al mundo

Probamos el nuevo Jeep Compass, un todoterreno apto para salir airoso de cualquier situación y terreno.

ediweb4
El nuevo Jeep Compass. | JEEP
@alexsoler66

Lejos en el tiempo quedan los todoterrenos de aspecto cuadrado y rudo. Desde hace unos años, el segmento SUV ha revolucionado el concepto todocamino y se ha convertido en el amo del mercado mundial. Su tamaño y posibilidades son sus grandes bazas ante competidores como las berlinas o los compactos. Si hay una marca experta en esto de los todoterrenos es Jeep y con una gama bien estructurada, formada por el Renegade, el pequeño, el Compass, de tamaño medio, el Cherokee, el grande, y el Grand Cherokee, el gigante, sigue siendo referencia en un mercado muy abundante.

La actual generación del Compass, la segunda, lanzada al mercado en julio de 2017, se basa en un diseño modular llamado ''Small-Wide 4x4 Architecture", que se caracteriza por las posibilidades para coches con dos o cuatro ruedas motrices. Así, el Compass comparte base con su hermano pequeño, el Renegade, y con el Fiat 500 X, aunque con una batalla ensanchada, siendo 14 cm más largo, por ejemplo, que el mencionado Renegade.

DISEÑO REFINADO

El diseño de este todoterreno no hace sino maximizar su espíritu aventurero, mezclando las características clásicas de la marca con las últimas innovaciones estéticas. Así, con un techo de doble planel acristalado, unas líneas muy fluidas y la típica parrilla de siete barras verticales tan caracterítica de la marca, de la cual salen las luces con tecnología LED capaces de alumbrar con éxito cualquier terreno, los amantes de la conducción no podrán evitar sentir una atracción salvaje hacia este coche.

Texto Alternativo

El nuevo Compass es un coche para todo, y en esta línea se ha movido Jeep para crear el interior del su SUV medio. Así, la marca apuesta por la última tecnología y un equipamiento y materiales digno de su estatus Premium. De esta manera, una pantalla  en el centro del cuadro de mandos ofrece toda la información necesaria al conductor, desde las direcciones del navegador, hasta la presión de los neumáticos. Una pantalla de 8,4 pulgadas en el centro del habitaculo se encargará de las funciones de infoentretenimiento. Como buen aventurero, la magia ocurrirá gracias al selector de modo 'Selec-Terrain' ubicado debajo del climatizador, que ofrecerá los modos 'AUTO', 'SNOW', para nieve, 'SAND', para arena, y 'MUD', para barro, y quie convierte al Compass en el coche perfecto para circular por cualquier terreno y situación.

EN MARCHA

En el mercado español, el Jeep Compass se ofrece con dos motores de gasolina y dos diésel y la opción de equipar cambio automático o manual. Equipado con su motorización diésel más potente, un MultiJet de 2.0 litros 170 CV y tracción 4x4, asociada a una caja de cambios automática de 9 velocidades, es un coche que se desenvuelve perfectamente por carretera. No hace falta decir que en los márgenes legales responde sin problema y se comporta con mucha suavidad. El cambio se comporta de manera suave, aunque estira más las marchas en comparación con otros todoterrenos de su segmento y, a veces, es un poco lento. Así, para salir a dar un paseo por carretera o para los quehaceres de la vida diaria, el Compass es un coche muy cómodo que, prácticamente, se conduce solo. Eso sí, en tramos de carretera revirada, el todocamino mediano de Jeep prefiere un ritmo más tranquilo para ofrecer toda su comodidad.

Texto Alternativo

Si a todo eso se le suma su amplia oferta de sistemas de seguridad, como la alerta de cambio involuntario de carril, control de velocidad de crucero o la cámara de visión trasera, el SUV de Jeep se convierte en una gran alternativa para salir con la familia. En el interior, Jeep ha hecho un buen trabajo con la insonorización y es bastante tranquilo y, gracias a ello, el equipo de sonido Beats, exclusivo del acabado Limited, ofrece una calidad de sonido difícil de igualar.

RECALCULANDO

'Recalculando' fue la palabra elegida para representar al Compass en su anuncio televisivo, mostrando que el coche podía adaptarse a cualquier plan improvisado, aunque ello dependiera de cruzar un camino embarrado o de subir una montaña por caminos de tierra. Así, fuera de la carretera, el Compass no abandona su espíritu tranquilo y cómodo y ofrece un grado de confort muy alto incluso en terrenos irregulares. Cabe decir que la suspensión se comportó de maravilla en los distintos terrenos que pisó y absorve todos los baches sin problemas. Además, el volante apenas vibra y no hay, en ningún momento, sensación de incomodidad.

Texto Alternativo

Para cualquier problema que pudiera surgir con cualquier tipo de superficie, el selector 'Selec-Terrain' entra en juego para ajustar la tracción 4x4 de Jeep. Así, según por el terreno que se circule, el Compass es capaz de enviar incluso el 100% del par a cualquier rueda cuando la situación lo requiera y así salir airoso de todas las situaciones complicadas. El punto negativo es la altura de su delantera, pues es un poco baja y podría rascar con las rocas más grandes. La versión Trailhawk, más alta, es la más recomendable para los terrenos más complicados.

En conclusión, el nuevo Compass evoluciona respecto a la anterior versión en todos sus sentidos. En marcha, los puntos flojos del cambio automático no eclipsarán un coche comodísimo que se deja llevar de manera suave por carretera, siempre y cuando se opte por un ritmo tranquilo. Fuera de carretera, el todocamino de Jeep será capaz de sacar una sonrisa a los más aventureros gracias a su confort y posibilidades. Así, el Compass se posiciona como un coche ideal para familias que busquen un vehículo con el que escaparse un fin de semana sin importar el destino. El Jeep Compass está disponible en España desde 25.500 euros.