Pruebas

UNA RUTA ELECTRIZANTE

La Gran Ruta de Suiza con Tesla

Más de 1.600 kilómetros que transcurren por los parajes más espectaculares del país.

Tesla Model S P100D en el puerto de San Gottardo.
Tesla Model S P100D en el puerto de San Gottardo. | MOTOR

Naturalmente, en Suiza. Un país comprometido con la naturaleza y con el medio ambiente. Rodeado de montañas y lagos donde pudimos descubrir la Gran Ruta de Suiza. Es una manera de mostrar al viajero lo mejor de este país.

Las puertas del Model X se abren en forma de halcón | MOTOR

La Gran Ruta de Suiza es un viaje a través del tiempo, la historia, la cultura. el arte, la naturaleza y la arquitectura que a lo largo de 1.600 kilómetros recorre 5 puertos de montaña, pasa por más de 22 lagos, 12 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad para la Unesco y 2 reservas de la biosfera. Y que mejor manera de disfrutar de los hermosos paisajes y de la naturaleza que con un coche eléctrico.

Para esta ocasión los vehículos elegidos fueron los Tesla, una marca muy comprometida con el medio ambierte, cuya misión es acelerar la transición del mundo hacia la energía sostenible. Tuvimos la oportunidad de probar el Model S P100D, con una autonomía de 613 kilómetros y una aceleración de hasta 2,7 segundos de 0 a 100 kilómetros/hora; y el Model X 100D con 7 asientos, una autonomía de hasta 565 kilómetros y una aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora en 4,9 segundos.

Una carga de 20 minutos es suficiente para recorrer 200 kilómetros | MOTOR

Desde abril de 2017 todo el itinerario de la Gran Ruta Suiza, está equipado con una extensa red de estaciones de carga para vehículos eléctricos. Esto supone no tener que detenerse a repostar y un ahorro signitificativo en combustible. Es la llamada e-Grand Tour of Switzerland, la primera ruta para coches eléctricos del mundo. Dispone de una red con más de 100 hoteles con estaciones de carga y más de 200 estaciones adicionales a lo largo de la ruta. En www.misuiza.com/grandtour se puede consultar todos los puntos de recarga.

Silenciosos

Los dos modelos elegidos para la ruta, por precio y prestaciones están considerados como vehículos de alta gama dentro del sector Premium. Al ser coches eléctricos y no disponer de motor de combustión no hacen nada de ruido, las vibraciones son imperceptibles y el aislamiento acústico es total. No se escucha la fricción de los neumáticos o la fuerza del viento, transmitiendo así una gran sensación de tranquilidad y confort al volante. Deberemos estar muy atentos al cuentakilómetros porque sin darnos cuenta circularemos a más velocidad de la que parece.

Habitáculo del Model X 100D | MOTOR

Su aceleración es brutal. Son coches muy rápidos pero su conducción no es deportiva. El P100D es el coche de serie que acelera más rápido del mercado. Debido a su potencia y peso al circular por carreteras rápidas deberemos vigilar las inercias. La batería instalada en el suelo del vehículo hace que el centro de gravedad sea muy bajo lo que permite conducir con mayor seguridad.

En su interior lo que más llama la atención es la gran pantalla táctil de 17 pulgadas que permite controlar la mayoría de las funciones del coche. Un amplio tablero digital y los controles del volante nos reafirman la sensación de estar conduciendo un coche de alta gama.

Ambos modelos disponen de un software que se va actualizando de manera gratuita (como si fuera un smartphone) y mejora el rendimiento del vehículo sin tener que desplazarse al taller. También existe una 'app' que permite conectarse con el coche, incluso moverlo sin necesidad de entrar en su interior. El Model X destaca por sus espectaculares puertas de halcón, el parabrisas panorámico y una configuración de hasta 7 asientos.

La Gran Ruta destaca por sus increíbles paisajes | MOTOR

Diseñados y construidos por Tesla, los Supercargadores cargan los vehículos en minutos en lugar de horas. Están ubicados estratégicamente para facilitar a los usuarios de Tesla los viajes de larga distancia y permitir a los propietarios conducir de estación en estación con paradas mínimas hasta llegar a su destino. Las estaciones se encuentran cerca de establecimientos como restaurantes y cafeterías.

En la Gran Ruta, además de poder disfrutar de las pintorescas carreteras suizas, no deberemos perder la oportunidad de coger alguno de los trenes cremallera para subir a las cimas de las montañas o realizar un trayecto por barco por alguno de sus múltiples lagos. Durante toda la ruta encontraremos unos puntos de venta donde poder comprar la Gran Tour Snack Box, una cesta de picnic con selección de especialidades locales que constituyen una muestra de las tradiciones culinarias de cada región.

Puente de madera en el pueblo de Reckingen (Valais) | MOTOR

Encontraremos también los Photo Spots, que son 15 puntos panorámicos con unas vistas excepcionales ideales para hacer las mejores fotos. Se puede realizar un 'tour virtual' por la Gran Ruta de Suiza y descubrir todos los tramos del recorrido visitando la web www.myswitzerland.com. Están disponibles mapas, recomendaciones e información detallada de las distintas etapas de la ruta.

El solo hecho de poder conducir un Tesla ya es una gran experiencia, pero si encima lo hacemos por estos paisajes tan increíbles, se convierte en una experiencia inolvidable. Una combinación perfecta, y como no, en Suiza. Naturalmente.