Pruebas

OPEL INSIGNIA GSI

El nuevo Opel Insignia GSi, a prueba

El nuevo Insignia ha demostrado ser hasta 12 segundos por vuelta más rápido que el anterior Insignia OPC.

Nuevo Opel Insignia GSi
Nuevo Opel Insignia GSi | OPEL
@Gemmagf_

El nuevo Opel Insignia GSi se convierte en mucho más que una versión mejorada del Insignia normal, marcando la diferencia con él gracias a sus diez centímetros más pegado a la carretera y diferenciándose, además, del Insignia OPC con sus 160 kilogramos menos, acentuando su ligereza. A todo esto, se le suma su tracción total inteligente que manda la cantidad correcta de potencia a cada una de las ruedas, los neumáticos Micehlin Pilot Sport 4 S que aseguran un agarre nunca visto y los frenos Brembo que ofrecen al modelo unas cortas distancias de frenado, además de la máxima seguridad.

Con todo, esta nueva versión deportiva ha sido probada en Nürburgring, conquistando el Nordschleife. De hecho, Volker Strycek, uno de los mayores especialistas en el antiguo Nürburgring y el director de Performance Cars (OPC) y de Motorsport de Opel, ha comentado que "la arquitectura ligera, la excelente configuración del chasis con los hidráulicos de suspensión mejorados, la exclusiva tracción a las cuatro ruedas junto con los neumáticos de gran agarre, hacen al GSi tan preciso y noble como queríamos". "Los resultados hablan por sí mismos. He podido completar una vuelta al Nordschleife con el nuevo Insignia GSi en hasta doce segundos menos que con el anterior Insignia OPC más potente. Cuanto más exigente se hace la pista, como en las curvas o en los tramos con poca adherencia, es decir, cuando el coche ha de reaccionar de forma especialmente ágil y preciosa, el GSi es definitivamente más rápido y más fácil de controlar", ha añadido Strycek.

Además de los cambios ya comentados, los ingenieros de Opel también han querido convertir el chasis del nuevo Insignia en otro para el GSi. Por otro lado, los muelles más cortos rebajan la carrocería en 10 mm y los amortiguadores deportivos reducen al mínimo los movimientos de la carrocería y el sistema de alta tecnología ha sustituido al diferencial convencional en el eje trasero por dos embragues que permiten acelerar las ruedas individualmente. "El sistema de tracción total es realmente único en el segundo del Insignia. Anula la tendencia al subviraje conocida de los sistemas convencionales", ha concluido Strycek.

TEMAS: Opel