PORSCHE

Porsche desvela el nuevo 911 Cabriolet, la leyenda a cielo abierto

El 911 Cabriolet mantiene las características del coupé y, por primera vez, incorpora el chasis deportivo PASM.

Nuevo Porsche 911 Cabriolet.
Nuevo Porsche 911 Cabriolet. | PORSCHE
@alexsoler66

Porsche ha presentado el nuevo 911 Cabriolet, la variante descapotable del deportivo más popular del mundo. Hace apenas un mes y medio que la firma de Stuttgart desvelaba la nueva generación de su mítico vehículo en el Salón de Los Ángeles, la octava desde que en 1963 se presentara el primer 911 en el Salón de Fráncfort. En la misma ciudad alemana, Porsche mostraba al mundo el primer prototipo del modelo descapotable en 1981 y, como su variante coupé, se ha convertido en uno de los vehículos más deseados del mundo.

Estéticamente, el nuevo 911 Cabriolet sigue la línea marcada por el coupé, con un diseño inconfundible que nunca se aleja de los primeros 911. Los cambios se han centrado en un frontal 45 milímetros más ancho, con un capó del que resaltan unas líneas que evocan la esencia de las primeras generaciones del deportivo, y un trasero que presenta los dos grupos ópticos conectados por una franja en la que se destaca la palabra 'Porsche' en el centro, como también han incorporado el Cayenne o el Macan. Además, en su trasero mantiene un alerón de posición variable bastante generoso. Este 911 Cabriolet calzará llantas de 20 pulgadas delante y 21 detrás.

En el interior, como el coupé, se caracterizará por líneas rectas recorriendo el habitáculo, otro guiño a los 911 clásicos, esta vez de la década de los 70. Aun así, no deja de presentar una pantalla central de 10,9 pulgadas por encima de los botones de la consola central y un cuadro de instrumentos digital formado por pantallas configurables al lado del cuentarrevoluciones, el único reloj analógico, que mantiene la esencia deportiva. A través de estas pantallas, el conductor podrá personalizar la información del vehículo que quiere recibir. La pantalla central servirá para controlar el sistema de infoentretenimiento de Porsche, el PCM.

La capota blanda llevará integrada la luneta trasera y será autómatica, pudiéndose abrir y cerrar en marcha si se circula por debajo de los 50 km/h. Porsche ha trabajado algunos elementos para que el proceso de apertura o cierre se quede en 12 segundos. Una vez a cielo abierto, un deflector de viento protegerá la nuca de los pasajeros del impacto del aire.

Por primera vez con chasis deportivo

Según Porsche, este 911 Cabriolet es más rígido que su predecesor. Además, por primera vez en esta variante, está disponible el sistema Porsche Active Suspension Managment (PASM), que se compone de muelles más cortos y duros, barras estabilizadoras más rígidas y una altura del chasis 10 milímietros más baja. Este sistema permite un un comportamiento más dinámico en carretera con un reparto de pesos más equilibrado.

Como el coupé, el 911 Cabriolet estará solo disponible, de momento, en sus versiones Carrera S, de tracción trasera, y 4S, de tracción total. Estas variantes montarán el innegociable motor bóxer de seis cilindros y 3.0 litros de 450 CV y 530 Nm de par, el mismo motor que el coupé. El propulsor se asociará a la caja de cambios PDK de Porsche de doble embrague y ocho velocidades. Con este motor, el 911 Cabriolet Carrera S será capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,9 segundos (3,7 con el paquete Sport Chrono opcional) y el Carrera 4S en 3,8 segundos (3,7 con el Sport Chrono). Sus velocidades máximas serán de 306 km/h el S y 304 km/h el 4S.

Porsche España confirma que ya se pueden realizar pedidos del nuevo 911 Cabriolet, tanto en su versión Carrera como Carrera 4S. Las primeras unidades se entregarán a apartir de marzo. Su precio oficial en el país asciende a 154.395 euros el Carrera S y a 163.355 euros el Carrera 4S.