MERCEDES CLASE A

Nuevo Mercedes Clase A, revolución tecnológica

Mercedes actualiza su deportivo compacto y le dota de la última tecnología y su innovador sistema MBUX.

Mercedes-Benz A-Klasse, W177, 2018
El nuevo Mercedes Clase A. | DAIMLER
@alexsoler66

El Mercedes Clase A fue, en 2012, el resultado de una nueva estrategia de la marca de la estrella que pretendía atraer a un público más joven con una imagen más deportiva y atractiva. Finalmente, el Clase A pasó de ser un familiar, que se llevaba fabricando desde 1997, a un deportivo compacto muy atractivo que consiguió una muy buena entrada en el mercado y consiguió su cometido de acercarse a los conductores más jóvenes.

Tras cinco años como deportivo, el modelo necesitaba una actualización y el fabricante ha apostado por la máxima de no cambiar algo que funciona y ha mejorado lo que debía sin cambiar la fórmula que lo convirtió en un modelo exitoso. Así, estéticamente el nuevo Clase A mantiene su esencia pero su imágen es ahora más estilizada y futurista. Destacan los nuevos faros delanteros y traseros con tecnología LED y una parrilla más ancha en el frontal. Para afilar su deportividad, el radiador puede abrirse y cerrarse de forma opcional para mejorar su aerodinámica. La trasera es prácticamente igual, excepto por las luces, pero se han afilado sus líneas para adquirir una apariencia más deportiva.

Texto Alternativo

Respecto a su predecesor, el nuevo Clase A es 12 mm más largo, 1 más ancho y la distancia entre ejes es 30 mm mayor, algo que hace ligeramente más espacioso su interior, que es donde realmente ha mejorado el modelo. Los pasos de rueda se han ensanchado para poder acoger neumáticos con llantas de hasta 19 pulgadas. Su maletero también se ve beneficiado del aumento de medidas y su capacidad de carga aumenta hasta los 370 litros, 29 más que su predecesor.

DEPORTIVO Y MUY AVANZADO

El interior es donde Mercedes ha trabajado más. El tradicional salpicadero desaparece para incorporar un enorme panel, dividido en dos secciones con dos pantallas de 7 o 10,25 pulgadas, según la versión. La pantalla de detrás del volante hará las funciones de cuadro de instrumentos y la segunda, en el centro del habitáculo, controlará los sistemas de infoentretenimiento. No faltará el sistema Head-Up Display de nueva generación y la opción de iluminación ambiental con 64 colores.

La gran novedad del Clase A es el nuevo sistema multimedia MBUX, un servicio de Daimler que manejará toda la tecnología del coche. El sistema MBUX supone una nueva dimensión de la interacción entre el conductor y el vehículo. Configurado mediante la pantalla táctil y los botones del volante, el MBUX aprenderá del comportamiento del conductor y adaptará múltiples asepctos del vehículo a los gustos y preferencias del mismo. Además, jugará un papel clave en las funciones de comunicación car-to-car y car-to-X, de vehículo a infraestructura. Mediante el uso de la cámara frontal, el Clase A ofrecerá información de los distintos elementos que rodean al vehículo. Por último, para tener siempre controlado el coche incluso aparcado, el sistema Vehicle Tracker ofrecerá la situación exacta del vehículo en un parking y emitirá avisos al conductor si alguien le da un golpe o sufre cualquier percance mientras está aparcado.

Texto Alternativo

Al más puro estilo Siri, Mercedes ha mejorado su control por voz y ahora bastará con decir 'Hey Mercedes' para poder dar órdenes al vheículo para configurar sus sistemas tecnológicos. Gracias a las mejoras, el conductor no tendrá que aprenderse códigos concretos para que el vehículo le entienda y podrá entablar un diálogo más o menos fluido. Por supuesto, el equipamiento de seguridad activa y asistencia será el más avanzado, gracias a sus múltiples cámaras y sensores. Así, dispondrá de funciones como el mantenimiento de carril, de la distancia de seguridad y el control de crucero adaptativo, entre otros muchos. 

TRES MOTORIZACIONES 

Las primeras unidades se ofrecerán con tres opciones de motor, dos de gasolina y una diésel. Todas las motorizaciones estarán asociadas a una caja de cambios automática de siete velocidades y doble embrague 7G-DTC. El propulsor más pequeño de gasolina, del A200, de 1.4 litros y 163 CV también estará disponible con cambio manual de seis marchas. Este motor ofrecerá un par máximo de 250 Nm a partir de las 1.620 rpm. El bloque más potente de gasolina, el del A250, será un motor de 2.0 litros y 224 CV. La opción diésel, el A180d, será un propulsor de 1.4 litros y 116 CV de potencia. La tracción integral 4MATIC se podrá equipar como opción.

Texto Alternativo

Ficha del Mercedes Clase A en Motor Zeta.

Las primeras entregas están previstas para la próxima primavera y se espera que el Clase A se siga produciendo en tres variantes de carrocería, A, B, CLA, CLA Shooting Brake y GLA. La nueva generación del Clase A se fabricará en Alemania, Finlandia, China y México.