MAZDA

Nuevo Mazda 6, tradición japonesa

La berlina japonesa recibe un importante lavado de cara con mejoras en muchos apartados.

Nuevo Mazda 6.
Nuevo Mazda 6. | JORGE BRICHETTE

AUTOHebdo Sport

Cuando las preferencias del mercado van encaminadas hacia los SUV, y aunque el segmento de las berlinas pareciera estar en horas bajas, sigue habiendo un público que demanda automóviles de las características del que ahora nos ocupa.

El 6 es el modelo de referencia de Mazda. En sus dos versiones, Sedán y Wagon, con sus casi 5 metros de longitud es el más elegante de la gama del fabricante japonés. Sus líneas son muy elaboradas, al mismo tiempo que sencillas, y con la última remodelación se acentúa este carácter elegante y representativo. Esta evolución no supone estéticamente una variación muy grande. Entre otras modificaciones, las ópticas son ahora más afiladas y el logo resalta más sobre la rejilla, con estructura de panal.

Profunda remodelación en los interiores

Es en su interior donde los cambios han sido más profundos, tanto en su diseño como en la calidad y el tipo de los materiales empleados. El salpicadero, totalmente nuevo, agrupa los elementos de información al conductor, dando así la sensación de mayor amplitud. Una marcada línea horizontal, más baja que en la anterior versión y que continúa en las puertas, acentúa también esta sensación. Según las distintas versiones, los materiales empleados son de mayor calidad, muchos de ellos inspirados en elementos de la tradición japonesa, con numerosos detalles artesanales. Los asientos son totalmente nuevos, más amplios, más acolchados y más cómodos, a costa de perder algo del carácter deportivo. Además de todo esto, se ha puesto un especial empeño en mejorar la sonoridad y reducir las vibraciones.

En cuanto a los motores, son básicamente los mismos que en la variante precedente. Eso sí, han sufrido todos importantes mejoras encaminadas sobre todo a optimizar su rendimiento y consumo, con la tecnología que Mazda denomina Skyactiv. Se puede elegir entre dos propulsores de gasolina (2.0 de 145 CV y 2.5 de 194 CV) y otros dos diésel, de 150 y 184 caballos y con 2,2 litros de cilindrada en los dos casos. Todos ellos cumplen con la estricta normativa europea que entrará en vigor a partir del mes de septiembre.

Muy ágil pese a sus dimensiones

Variaciones en la geometría de las suspensiones, además del diámetro de los amortiguadores, entre otras mejoras, hacen que la conducción del Mazda6 sea aún más precisa y segura. Su comportamiento resulta brillante en cualquier situación, siendo además muy ágil en las zonas más reviradas pese a sus generosas dimensiones.

También cuenta con un extenso equipamiento que incluye los más efectivos elementos de seguridad y confort propios de los coches de las gamas más altas.

Las primeras unidades de esta generación ya están disponibles en los concesionarios, con precios que van desde los 30.375 euros del 2.0 G de 145 CV hasta los 39.675 del 2.5 G de 194 caballos.