Novedades

FORD FOCUS ST

Nuevo Ford Focus ST, mucho más prestacional y desde 35.150 euros

La marca de óvalo lanza al mercado la versión más deportiva del Focus, con motores diésel y gasolina de 190 y 280 CV

orange fury focus st lr 002

Galería 14 fotos

Nuevo Ford Focus ST, mucho más prestacional y desde 35.150 euros

/

X
@xperezgimenez

Ford acaba de poner en la calle, desde 35.150 euros, la nueva generación del Focus ST, la versión más deportiva de la berlina compacta que llega este mismo verano con un motor de 280 CV de 2.3 litros EcoBoost de gasolina y una propuesta Performance que lo convierten en el Focus más atractivo de la historia.

También estará disponible en versión diésel pero con un motor EcoBlue de 190 CV. La marca del óvalo lo ofrecerá tanto en versión 5 puertas como familiar (break SW, que mide 4,66 metros frente a los 4,38 del 5 puertas), en cuyo caso contará con un sobreprecio cercano a los 1.000 euros.

En esta primera entrega del ST (habrá más a lo largo de este año, con la misma mecánica asociada a un cambio automático de siete velocidades por unos 700 euros más), el Focus ofrece una importante mejora respecto a la anterior generación. El nuevo ST, que llega por ahora con el cambio manual de seis velocidades, emplea el mismo motor del Mustang, lo que ya le otorga un plus de estilo deportivo y prestaciones dinámicas que nada tienen que envidiar a sus competidores Seat León Cupra, Volkswagen Golf GTi, Peugeot 308 GTi y Renault Mégané RS por citar los más próximos.

Detalles específicos

En lo referente al diseño, la apuesta de Ford con el Focus ST se basa en la berlina compacta y le añade algunos toques exclusivamente deportivos. Ford introduce unas nuevas llantas opcionales de 19 pulgadas en color Magnetite, pinzas de freno en rojo, detalles en color gris en la parrilla y dos salidas de escape. Los paragolpes se mantienen intactos, como también se mantiene el diseño del alerón trasero. Ford ofrece también  los colores exteriores exclusivos Performance Blue y Orange Fury.

Por dentro, el Forcus ST se muestra con un volante deportivo ST (achatado por abajo y algo grueso para nuestro gusto) con algunas molduras que imitan la fibra de carbono. Los asientos deportivos de piel y Alcántara vienen firmados por Recaro y ofrecen una excelente sujeción. En la primera toma de contacto por carreteras de la Costa Azul pudimos comprobar este punto. El resto de elementos de equipamiento ofrecen un plus deportivo.

Cuenta con una pantalla táctil de ocho pulgadas para el sistema de infoentretenimiento, que es compatible con aplicaciones como Apple CarPlay y Android Auto y el sistema FordPass Connect, que dota al vehículo de WiFi para hasta 10 dispositivos.

Muy bien equipado

El nuevo Focus ST introduce respecto al Focus tradicional sistemas como el CCD (Continuously Controlled Damping), un sistema de amortiguación que permite reducir las irregularidades de la carretera,  minimizando los daños del vehículo y optimizando la sensación de conducción en las zonas con baches. También incorpora un modo adicional de conducción (que se añade al Normal, Sport y Slippery), el modo pista (Track Mode) que brinda un mayor control lateral del vehículo, gracias a ajustes de suspensiones y dirección de estilo deportivo.

En este apartado prestacional también destaca el sistema Rev. Matching, que se encarga de dar automáticamente un golpe de gas al reducir de marcha (simula el movimiento punta-tacón), ofreciendo una reducción suave para el motor. También suma el Launch Control, que contribuye a optimizar la aceleración en línea recta del coche, manteniéndolo centrado en el carril. Estos elementos se encuentran también en el Ford GT y el F-150.

El Focus ST es un coche algo pesado, pero la potencia de su motor y la excelente apuesta por las suspensiones deportivas (bastante endurecidas) y los frenos cercanos a la competición, lo hacen muy manejable. Sale muy bien de las curvas, incluso con una marcha más larga de lo requerido. Suena muy bien (aunque hay que reconocer que su ronroneo está adulterado electrónicamente). El equilibrio del chasis y el funcionamiento del diferencial delantero, son algunos de sus puntos que más nos gustaron.

Las cifras de prestaciones del EcoBoost de 280 CV son impresionantes. Acelera de 0 a 100 km/h en menos de seis segundos, gracias a un turbocompresor de doble entrada. Los consumos son los propios de un modelo deportivo, aunque en la media se sitúan con 7,9 litros en el motor de gasolina y 4,8 en el diésel. El desarrollo del paquete de altas prestaciones Ford Performance se ha llevado a cabo en el centro de desarrollo e investigación de Ford Lommel (Bélgica).

TEMAS: Ford