Novedades

MERCEDES BENZ GLE

Llega el Mercedes-Benz GLE, un trabajo bien hecho

La renovación de este SUV Premium afecta a estética, motores más eficientes y tecnología.

Mercedes Benz GLE
Mercedes Benz GLE. | motor

Maria Angeles Pujol

Desde que Mercedes reemplazó al ML por el GLE, este SUV se ha convertido en el exponente de lo que la marca alemana interpreta por un SUV Premium, no en vano es el más vendido en la historia de la marca.

La cuarta generación  de este GLE que ya está en el mercado, ofrece una serie de cambios que afectan a varios aspectos entre los que destaca la incorporación de motores más eficientes, más tecnología para estar en línea con la competencia y, por supuesto, unos retoques estéticos para actualizar la imagen.

Por otro lado Mercedes ofrece ahora la posibilidad de montar en opción una tercera fila de asientos y disponer de siete plazas.

Más espacio

Esta nueva generación se presenta con un ligero incremento en sus dimensiones. Ahora mide casi 11 centímetros más de longitud (4,92 metros), con una anchura de 1,94 metros y, lo más importante, 8 centímetros más de distancia entre ejes.

Todo ello hace que el espacio interior sea superior a la generación anterior y que repercuta en las plazas traseras que pueden regularse longitudinalmente y en inclinación. En opción puede montarse una tercera fila de asientos convirtiendo el habitáculo apto para siete plazas.

En cuanto al maletero, que presenta una boca de carga más grande, ofrece una capacidad de 630 litros pero puede ampliarse hasta los 2.055 litros abatiendo el respaldo de los asientos de la segunda fila.

Estéticamente ha actualizado su imagen tanto en el frontal como en la zaga. Sin embargo, el cambio más evidente se registra en el interior, con un salpicadero presidido por dos pantallas táctiles de 12,3 pulgadas colocadas una al lado de la otra desde las que se gestiona todo el nuevo sistema multimedia MBUX que incluye también el gestual y el de voz 

En cuanto a equipamiento,  puede ofrecer bien de serie o en paquetes opcionales todo el abanico de  sistemas de ayuda a la conducción y seguridad que la marca dispone.

Potencia eficiente

El GLE está disponible con una gama de tres motores diésel y dos de gasolina. Salvo el motor 300d que es de cuatro cilindros, los demás son todos de seis cilindros en línea, cambiando la configuración V6 que había hasta ahora.

En gasolina hay dos variantes, ambas de 3.0 litros que rinden 367 y 435 CV, esta última corresponde a la división AMG. Las dos disponen del sistema EQ-Boost consistente en un sistema eléctrico de 48 voltios que alimenta a un motor eléctrico que sirve de motor de arranque, de generador y proporciona 22 CV adicionales de potencia cuando se acelera.

Gracias a este sistema tecnológico, el GLE 450 y el AMG 53 disfrutan de la tarjeta ECO medioambiental. Ambas versiones, además de ir con el sistema 4Matic de tracción total van asociadas a una transmisión automática de nueve velocidades.

La gama diésel está integrada por tres motores que rinden 245, 272 y 330 CV. Todos van con tracción a las cuatro ruedas y van asociados a una caja de cambios automática de nueve velocidades.

Hay tres tipos de suspensión. La normal de serie con amortiguadores sin posibilidad de ajuste, una opcional neumática y una tercera que combina la neumática con una red eléctrica de 48 voltios.