Novedades

mercedes benz glc

Mercedes GLC, sabia nueva para Europa

La actualización aporta cambios estéticos, nuevos motores y una excelente opción offroad.

mercedes-3
Mercedes GLC | motor

Maria Angeles Pujol

De toda la gama SUV que Mercedes tiene, el GLC es el modelo de más éxito. Sustituto en su día del GLK, acapara más de 1,5 millones de unidades, prueba evidente de la aceptación que tiene. Ahora la marca pone a la venta la versión actualizada que comporta cambios estéticos, motores más eficientes y un kit offroad que permite disponer de un todoterreno de enormes posibilidades.

El GLC se ofrece con dos carrocerías, una SUV y otra Coupé, con una imagen más estilizada y deportiva. Mercedes tiene el proyecto de ampliar muy pronto la gama del GLC  con versiones híbridas enchufables de gasolina y diésel con 320 y 306 CV respectivamente.

Microhibridación

Uno de los aspectos técnicos renovados es el de los motores en busca de la mayor eficiencia. Para ello en gasolina se ha recurrido a motores de cuatro cilindros y dos litros dotados de la tecnología de microhibridación de 48V que reduce la emisión de gases y les permite disfrutar de la etiqueca Eco para la circulación urbana.

La gama gasolina con dos versiones ofrece 197 y 258 CV. En lo más alto se sitúa las dos variantes AMG 63 y 63S dotadas de un motor V8 de 4.0 litros con doble turbo que rinden 476 y 510 CV respectivamente. Por lo que respecta a la gama diésel hay tres variantes con 163, 194 y 245 CV. Todos los motores van con un cambio automático de nueve relaciones y tracción total 4Matic.

En cuanto a la suspensión, se ofrece bajo opción una suspensión adaptativa y también una suspensión neumática, lo que unido a la posibilidad de elegir entre los cinco programas que ofrece el Dynamic Select, hacen que la conducción del GLC se acomode al gusto de quien se sienta al volante.

Interior espectacular

Por lo que respecta al interior, el cambio más evidente es la presencia del nuevo sistema MBUX con mejores funciones de infoentretenimiento así como la posibilidad de poder disponer del cuadro de instrumentos totalmente digital, con una pantalla de 12,3 pulgadas. Este GLC puede disponer de todos los sistemas de ayuda y seguridad que Mercedes ha implantado en sus modelos.

Esteticamente los cambios más apreciables se observan en el frontal con una nueva calandra, paragolpes nuevo y grupos ópticos con otro diseño, mientras que en la zaga se ha cambiado la distribución de las luces de los pilotos.

El GLC puede montar en opción el paquete offroad que ofrece dos programas: offroad y offroad+. Con este paquete, este todocamino llega a convertirse en un auténtico todoterreno gracias también a la posibilidad de regular la altura libre al suelo hasta 25 centímetros.

En estas condiciones, el GLC demostró en una dura pista de pruebas que es capaz de afrontar con éxito situaciones tan complicadas como superar pendientes de un 70 por ciento sin ninguna dificultad, terrenos con una inclinación lateral de hasta un 35 por ciento a la vez que dispone de una profundidad de vadeo de 30 centimetros.

Y todo ello sin necesidad de marchas reductoras y contando en todo momento con la tracción adecuada en cada rueda para solventar cualquier dificultad. La comercialización del GLC se inicia en breve pero los precios no se han dado a conocer todavía.