Novedades

mazda 3 skyactiv X

La magia del Skyactiv X llega al Mazda3

Este propulsor ofrece 180 CV y un consumo menor en un veinte por ciento que otro motor similar.

mazda3-skyactiv-x action 20
Nuevo Mazda3 Skyactiv X. | motor

Maria Angeles Pujol

A través de su historia Mazda ha demostrado sobradamente su capacidad para innovar en motores y tecnología. Si nos remontamos unos cuantos años innovó con el motor rotativo y más tarde con los actuales motores Skyactiv-G.

Ahora vuelve a incidir con el lanzamiento del nuevo motor Skyactiv-X de 180 CV que desde este mes de septiembre empieza a comercializarse en el Mazda 3 de cinco puertas y en el sedán pero que muy pronto estará también en el nuevo CX-30.

La clave es la inyección

Mazda ha elegido un cuatro cilindros atmosférico de 2 litros que rinde 180 CV para ofrecer la tecnología Skyactiv-X. Su efectividad es total ya que puede ofrecer hasta un 20 por ciento menos de consumo que el motor Skyactiv-G de 122 CV pese a la diferencia de potencia.

La clave de toda la tecnología en la que se basa este motor reside en la inyección. Básicamente, lo que hace este motor es funcionar con un doble sistema de encendido, por chispa mediante la bujía para iniciar la combustión, para luego continuarla por compresión. Esto hace que pueda utilizar la mezcla pobre (40 partes de aire y 1 de combustible) para poder ofrecer un consumo más ajustado que cualquier otro propulsor de gasolina con esta potencia.

En la cámara de combustión se inyecta primero una mezcla muy pobre de gasolina/aire y justo antes de producirse la combustión se inyecta una cantidad muy pequeña de gasolina adicional que es la que en contacto directo con la chispa de la bujía hace iniciar la explosión. A partir de ese momento, ya funciona por compresión como si fuera un motor diésel.

Puede que parezca complicado pero no lo es en absoluto y lo que se consigue es que el motor ofrezca una respuesta más rápida desde pocas revoluciones y un funcionamiento uniforme que deriva en un ahorro de consumo.

Hibridación ligera

Al igual que el motor Skyactiv-G, este nuevo propulsor atmosférico también va asociado al sistema de hibridación ligera  de 24 voltios lo que le permite disfrutar de la tarjeta ECO medioambiental; por otro lado puede ir asociado bien a una caja de cambios manual o a una automática..

Tuvimos la oportunidad de probarlo durante un recorrido de unos 50 kilómetros a lo largo de los cuales pudimos constatar que es muy progresivo. El conductor puede observar a través de la pantalla del salpicadero el funcionamiento de este sistema que los ingenieros de Mazda han bautizado como SPCCI (Spark Controlled Compression Ignition es decir, ignición de la compresión controlada mediante bujía).

Según los técnicos de la marca, este motor funciona en modo mezcla pobre el 80 por ciento del tiempo si se hace una conducción normal, lo que significa llevar el motor entre 1.500 y 5.000 revoluciones controlando la pisada del acelerador.

Este es el debut de esta tecnología que Mazda ha aplicado en un motor de 2 litros pero los técnicos aseguran que llegarán nuevas versiones con otras cilindradas lo que da a entender que se augura un largo periodo de vigencia.