Novedades

HYUNDAI SANTA FE

Hyundai Santa Fe, para ir a La Cerdanya

La cuarta generación es más grande, sofisticada y tecnológica que nunca.

Hyundai Santa Fe 2018, para subir a La Cerdanya

Galería3 fotos

Hyundai Santa Fe, para ir a La Cerdanya

/

X
@TelvaSV

Con la incorporación de la cuarta generación del Hyundai Santa Fe, la firma coreana completa su actual gama SUV con un diseño identificable, un salto cualitativo en acabados y razones de peso para competir en los segmentos más complicados. El último en sufrir la evolución total al nuevo lenguaje de diseño de la marca ha sido el de mayor tamaño, que ahora se ofrece en dos variantes de cinco y siete plazas (Grand Santa Fe).

Nuevo Hyundai Santa Fe | Hyundai

El Santa Fe crece en todas sus cuotas menos en la altura, con 4,77 m de longitud, 1,89 m de anchura, 1,68 m de altura y una batalla de 2,76 metros. La generación anterior marcó un antes y un después en la historia de este modelo, que se dio a conocer en Europa como un todoterreno de diseño parco pero funcional. Está claro que con el profundo lavado de cara la firma quiere dejar atrás esa imagen aburrida para conquistar al comprador más pasional.

Adopta la línea marcada por el Kona con más músculo, la parrilla en cascada estrenada por el Hyundai i30 y unos grupos ópticos LED muy afilados y deportivos. Como detalle característico, el Santa Fe luce un adorno cromado que atraviesa toda la parte superior del frontal de faro a faro. Los pasos de rueda ensanchados y los nervios marcados aportan contundencia a su perfil. La ventana de grandes dimensiones en el pilar C seguro que se agradece por las plazas traseras. Los pilotos traseros también están situados en la parte inferior pero son más discretos que los de su hermano más pequeño.

La luneta trasera es mucho más grande, mejora la sensación de amplitud y la visibilidad.

En su interior destacan dos detalles: la calidad y el espacio. Ampliar su distancia entre ejes permite que las piernas cuenten con un extra de 38 milímetros y al acercar la banqueta al suelo también se ganan 18 mm respecto al techo. De este modo sus medidas nos aseguran una mayor habitabilidad interior pese a que su maletero de 625 litros de capacidad no es el mejor de entre sus rivales. En cuanto al acabado, el rediseño ha servido para dotarlo de un aspecto mucho más cuidado mediante el uso de materiales de primera, como el cuero en salpicadero, volante y puertas.

ALTAMENTE TECNOLÓGICO

La tecnología está muy presente a través de la pantalla multifunción de hasta 8 pulgadas con conectividad para Android y iOS, el cuadro de mandos digital con pantalla TFT de 7 pulgadas y el Full Head Up Display proyectado directamente en el parabrisas. La introducción de un largo listado de sistemas de seguridad y ayuda a la conducción también forma parte de la última generación Santa Fe con especial mención al novedoso Rear Occupant Alert, un sensor capaz de detectar si te estás olvidando a alguien o algo en las plazas traseras al abandonar el vehículo.

El Full Head Up Display se proyecta sobre el parabrisas.

La oferta de motorizaciones se completa con tres variantes diesel 2.0 CRDi de 150 y 182 CV y 2.2 CRDi de 196 CV y una opción gasolina de 185 CV que siempre va ligada al cambio automático de seis velocidades. Los demás propulsores se pueden pedir con transmisión manual de seis velocidades o el nuevo automático 8DCT que pudimos probar durante un breve contacto. El paso por las marchas es casi imperceptible pero todavía es necesario recurrir a las levas queremos sacar su lado más dinámico. Un aspecto en el que nos sorprendió gratamente con el motor más CRDi más potente.

Su paso por curva ha mejorado, seguramente por la mayor rigidez torsional y el sistema de tracción total HTRAC, que adapta el reparto de par electrónicamente. Sin embargo, el hábitat natural del Santa Fe seguirán siendo las vías rápidas, donde ofrece una calidad de rodadura excelente y un confort más que notable para toda la familia. El precio todavía no se conoce pero sí sabemos que existirán versiones híbridas y/o híbridas enchufables.