Novedades

nissan gt-r nismo

El Nissan GT-R Nismo continúa su evolución

El modelo mantiene los 600 CV pero mejora aspectos dinámicos y capacidad de respuesta en aceleración.

El Nissan GT-R Nismo continúa su evolución
| null

Rafael J. Cid

El matagigantes de NissanGodzilla para los amigos, sigue siendo uno de los referentes internacionales entre los superdeportivos, es probablemente el que mejores prestaciones ofrece por menos dinero. Ahora, la firma japonesa ha actualizado la versión más potente, la firmada por Nismo, que hemos podido ver en el Salón de Nueva York con pequeñas evoluciones que afectan a su estética, al dinamismo y al peso: Paso al GT-R Nismo.

Estéticamente los cambios que vemos en paragolpes, capó, spoilers o entradas de aire son muy sutiles, así que la mejor manera de diferenciar al Nismo 2020 es con una mirada a los pasos de rueda delanteros: ahora contienen una nueva toma de aire al estilo del Porsche 911 GT2 y GT3 RS que les identifica al primer golpe de vista.

La parte buena es que los cambios han rebajado el peso en 10,5 kilos, a los que hemos de sumar otros 20 gracias a nuevas llantas Rays y cambios estructurales. En total, el nuevo modelo es, por tanto, 30,5 kilos más ligero que antes. Mientras, en el interior, los asientos deportivos son de nuevo diseño.

Otras novedades son los frenos carbonocerámicos firmados por Brembo, neumáticos Dunlop diseñados específicamente para él, retoques en amortiguación y estabilizadoras, además de nuevos ajustes, sobre todo, para el modo de conducción R.

El motor 3.8 V6 sobrealimentado mantiene los 600 CV de su predecesor, pero con la monta de turbos derivados del GT-R de competición se ha logrado mejorar su rapidez de repuesta en un 20%. En definitiva, Nissan sigue afilando la katana de su Samurai, que sigue en plena forma.