Novedades

EXCLUSIVO Y PASIONAL

Cupra Ateca, un SUV de grandes prestaciones

El Cupra Ateca es el primer modelo de la nueva marca independiente de Seat.

CUPRA ATECA
| CUPRA
@F1Viaplana

Estamos de enhorabuena. En un momento en el que el mercado del automóvil está en alza en el país, hemos podido conducir el primer Cupra, un Ateca, un vehículo de 300 CV que acelera, corre y frena como un deportivo de altas prestaciones. Cupra es la apuesta de Seat para su gama más deportiva y el lanzamiento de la marca ha llegado en pocos meses, a la misma velocidad que muestran sus coches sobre la carretera. A principios del 2018 se lanzó el nombre, en julio se presentó la marca y esta semana hemos podido probar el primero de los siete productos que se lanzarán hasta el 2020.

Los tres valores fundacionales de Cupra se cumplen a la perfección con este Ateca, en el que prima la originalidad, la sofisticación y las prestaciones. Lo pude conducir en un tramo, con carretera cercana, próximo a Olérdola y me impresionó. Desde el control de salida, a la aceleración, velocidad, estabilidad y frenada, un coche con prestaciones de gran deportivo que te permite disfrutar al máximo de la conducción.

Cupra Ateca en acción | CUPRA 

Posicionado entre el mercado generalista y el premium, con un precio que ronda los 45.000 euros, se caracteriza por un diseño agresivo, tanto por el paragolpes delantero como trasero y un característico sonido racing que ya nos advierte de lo que nos espera. Destaca la parrilla frontal que presenta un efecto de nido de abeja con el nuevo logotipo Cupra en el centro. Sobresalen detrás las dos salidas de escape dobles, enmarcadas en el difusor trasero, y también las exclusivas llantas de aleación de 48 cm (19”) con efecto diamante que realzan su aspecto elegante.

En el interior destacaría el virtual cockpit, los detalles que en todo momento te recuerdan que estás sentado en un Cupra, asientos tipo baquet, de gran ayuda cuando le estás apretando en zonas de curvas, pero sobre todo me quedo con el motor, el alma mater que le distingue.

Interior del Cupra Ateca | CUPRA 

El propulsor es de gasolina TSI de dos litros que saca 300 CV, del que solo puedo destacar que acelera y corre mucho, con un cambio automático muy bien escalado –DSG de 7 velocidades-, con la tracción 4Drive, un control de gravedad más bajo que ayuda a ser más dinámico en el paso por curva. Para exprimir todas sus posibilidades hay que ajustar el modo de conducción ‘Cupra’, que le convierte en todo un coche de carreras, que cuenta también con control dinámico del chasis, dirección progresiva y frenos Brembo, en opción.

Interior del Cupra Ateca | CUPRA 

Las funciones de tracción 4Drive, el control dinámico de chasis y dirección progresiva, adaptan su funcionamiento acorde al requerimiento del conductor, que puede seleccionar entre seis modos distintos de conducción desde el sistema ‘Drive Profile’: Confort, Sport, Individual, Nieve, Offroad y, por supuesto, Cupra. 

El Cupra Ateca está disponible en seis colores de carrocería: azul energy, rojo velvet, plata brillante, gris rodium, negro mágico y blanco nevada.