Novedades

bentley flying spur

Bentley celebra el centenario con un nuevo Flying Spur

La berlina de lujo estrena plataforma y un nuevo propulsor W12 de 635 CV.

bentlrey-6

Galería 5 fotos

Bentley celebra el centenario con un nuevo Flying Spur

/

X

Telva Somoza

Bentley cumple 100 años de historia y lo celebra presentando una nueva generación de su berlina de lujo, el Flying Spur. Pocas veces podemos ver en nuestras carreteras a estas joyas sobre ruedas, vehículos que ejemplifican el lujo y la sofisticación pero también con las dosis de potencia que todo amante de los coches valora.

La marca quiso enmarcar la presentación de este nuevo modelo rindiendo homenaje a su pasado. Para ello reeditarán el Blower de 1929 pero solo fabricarán 12 unidades fieles al clásico más icónico de la firma británica.

La tradición y el diseño Bentley permite que sus vehículos no se pasen de moda pero al Flying Spur le tocaba actualizarse para ponerse al nivel, tanto estético como tecnológico, del resto de la gama. Es 3 centímetros más largo que el anterior, alcanza los 5,30 metros y también gana 13 centímetros de distancia entre ejes hasta los 3,19 metros.

Cambios notables

La nueva generación conserva su silueta fluida pero los cambios son notables, empezando por un frontal más impactante gracias al aumento de su parrilla y las lamas verticales de esta, que rinden homenaje a la generación de los 50. Las formas son más cuadradas pero sus bellos grupos ópticos con tecnología matrix LED adaptativa siguen recurriendo a las esferas. Tampoco podemos pasar por alto las llantas de aleación de 21 pulgadas (de 22’ opcionales) y como curiosidad, recupera la B ‘alada’ retráctil.

El equipamiento tecnológico era el aspecto más urgente a renovar y… han cumplido con lo último en sistema multimedia, audio y ayudas a la conducción. No hay un gadget que se haya escapado al Flying Spur pero si el cliente aún quiere más siempre le quedará recurrir a la personalización de Mulliner.

Su clase es importante pero el bloque que se esconde bajo el capó es la razón de nuestras pasiones. Un espectacular W12 de 6 litros que rinde 635 CV de potencia y 900 Nm de par máximo a partir de las 1.350 revoluciones por minuto. Se combina con un cambio automático ZF de doble embrague y 8 velocidades. Sus prestaciones son de escándalo ya que acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,8 segundos y llega a los 333 km/h, un dato irrelevante en nuestras carreteras pero que denotan su fuerza bruta.

Su sistema de tracción da prioridad al eje trasero pero puede llegar a repartir su fuerza entre las cuatro ruedas si la adherencia así lo conviene. La nueva plataforma también estrena un eje trasero direccional, el chasis adaptativo y unas barras estabilizadoras activas que mejoran el dinamismo de este peso pesado de 2,4 toneladas.