SALÓN DE PARÍS

Nuevo Mercedes GLE, el primer SUV de la marca se actualiza

El GLE se renueva para adaptarse al diseño actual de la marca y añadir lo último en tecnología.

Nuevo Mercedes GLE.
Nuevo Mercedes GLE. | DAIMLER AG
@alexsoler66

Como siempre que se acerca una muestra importante, las marcas anticipan algunas de sus novedades de cara al evento. En este caso es el Salón de París, que se celebrará a principios de octubre y contará con ausencias de fabricantes como Volkswagen, Nissan o Mazda. Pese a las bajas, marcas importantes como BMW o Mercedes-Benz sí acudirán para presentar sus últimos modelos. Los bávaros ya anunciaron que uno de sus modelos estrella sería el nuevo X5 xDrive 45e iPerformance, la versión híbrida enchufable (PHEV) de su famoso SUV. Por su parte, y aprovechando que uno de sus rivales más importantes, Audi, tampoco estará en la capital francesa, Mercedes-Benz aprovechará también para mostrar el nuevo GLE, la actualización del primer crossover premium de la marca.

El primer GLE, llamado hasta 2015 Clase M, nació en 1997 para ocupar un lugar en un segmento aún primitivo. Desde entonces, la firma de la estrella ha lanzado seis SUV más para ofrecer siete en total. En París, la marca de Stuttgart presentará la nueva generación del GLE, que se renueva estéticamente para acercarse a las nuevas líneas de diseño de la compañía y se adapta tecnológicamente tanto en materia de seguridad activa, como de conectividad. El nuevo crossover premium alemán llegará al mercado en 2019 y, más tarde, aún sin fecha concreta, llegará una variante PHEV.

Diseño y tecnología

Estéticamente, el nuevo GLE bebe de los últimos modelos presentados por la firma alemana. El frontal, por ejemplo, es prácticamente idéntico al del Clase X, el pick up premium, y los grupos ópticos traseros recuerdan a los de la última generación del Clase A, el compacto. En líneas generales, mantiene una imagen robusta, con pasos de rueda en plástico negro, a la par que elegante con elementos cromados, faros con tecnología Multibeam LED y unas llantas que podrán ser de 18 o 22 pulgadas.

Mercedes ha querido destacar el trabajo aerodinámico llevado a cabo con el nuevo GLE, con un coeficiente de resistencia aerodinámica de 0,29, mejorando en 0,03 respecto a su predecesor. Esta mejora se ha conseguido gracias a modificaciones en los retrovisores y el añadido de llantas y neumáticos optimizados, spoilers por delante de las ruedas con cuerpos deflectores o spoilers laterales, entre otros elementos.

En cuanto al interior, el GLE también se apunta al concepto digital de la marca, ofreciendo por primera vez las dos pantallas de 12,3 pulgadas que harán las funciones de cuadro de instrumentos y sistema de infoentretenimiento, con el debut del nuevo sistema MBUX, el revisado, mejorado y más intuitivo. Además, se incorpora el asistente por voz ''Hola Mercedes'', el reconocimiento gestual, el Head-Up Display en color y la posibilidad de visualizar información para la circulación off-road, ya que el GLE gana en capacidades off-road con respecto a su predecesor. En cuanto a asistentes para la conducción, estarán disponibles el control de crucero adaptativo, el asistente de dirección, el control de ángulo muerto, el detector de cambio involuntario de carril y el asistente de atascos, entre otros.

El maletero ofrecerá una capacidad de carga de hasta 825 litros, si no se opta por la configuración de siete plazas, ampliables hasta los 2.055 litros si se abate la segunda fila de asientos.

Oferta mecánica

De inicio, el Mercedes-Benz GLE ofrecerá un nuevo motor de gasolina de seis cilindros en línea que contará con un sistema de hibridación suave de 48 V para contener el consumo, que se quedará en 9,6-8,3 l/100 km. En total, el propulsor desarrollará 367 CV de potencia y 500 Nm de par, a los que se umarán otros 250 Nm y 22 CV mediante la función EQ Boost. El bloque se asociará con una caja de cambios automática 9GTRONIC que mandará su potencia a las cuatro ruedas. 

La tracción integram 4MATIC de Mercedes será una de las culpables del aumento de capacidades off-road del modelo, ya que será capaz de distribuir el par entre los ejes e incluso podrá mandar toda la fuerza a un solo eje. En el futuro, llegarán más motores de cuatro cilindros y un propulsor diésel. Estos motores contarán con una proporción fija del par del 50:50%. Más adelante también se añadirá una versión híbrida enchufable.

La marca anunciará su precio oficial en otoño, cuando posibilitará la opción de realizar los primeros pedidos, cuyas entregas serán a principios del año que viene.