Mercedes-Benz GLS

Mercedes-Benz actualiza el GLS, su SUV más grande

El nuevo GLS llega con una silueta de más de cinco metros, propulsores potentes y un diseño 100% Mercedes.

Nuevo Mercedes-Benz GLS.
Nuevo Mercedes-Benz GLS. | DAIMLER
@alexsoler66

El Salón de Nueva York ha sido la muestra elegida por Mercedes-Benz para desvelar el nuevo GLS, su SUV más grande, que se renueva y presenta una amplia gama mecánica para convencer a todos los compradores, apostando por la microhibridación en la opción de gasolina y ofreciendo también propulsores diésel.

Estéticamente destaca por ser un coche imponente, de 5,2 metros de largo y 1,95 de ancho, además de una distancia entre ejes de 3,13 metros, algo que promete un espacio interior muy amplio. Su diseño sigue la línea marcada por el resto de la gama de la firma de la estrella pero a lo grande, porque tanto la parrilla frontal como sus entradas de aire y su capó con dos nervios longitudinales son enormes. Sus grupos ópticos incorporan tecnoogía LED de serie.

La misma sensación se tiene al verlo de perfil, con una línea de cintura elevada, una silueta muy larga de forma cuadrada pero a la vez fluida en sus líneas. Su trasera también impone y destaca por sus grupos ópticos alargados, que se extienden hasta los laterales y están unidos por una línea cromada, y por la doble salida de escape también con acabado cromado, acabado que también luce parte de la protección trasera y contrasta con el negro del resto.

El interior, como el exterior, es 100% Mercedes-Benz. Como en otros modelos, dos pantallas táctiles de 11,6 pulgadas cada una harán las funciones del cuadro de instrumentos y gestionarán el sistema de infoentretenimiento MBUX, que permite manejar todos los aspectos del vehículo. Acompañando a las pantallas, el volante característico de la marca y una consola central enorme con cuatro salidas de aire, los controles del sistema MBUX y algún espacio para guardar objetos conformarán un habitáculo elegante y distinguido. Las luces de ambiente y los asientos de cuero, de serie, reforzarán su carácter 'premium'. Mercedes-Benz ofrecerá una versión de seis plazas con dos asientos individuales en la segunda fila.

Oferta mecánica y tecnología

La oferta mecánica del nuevo GLS satisfará a cualquier interesado, con opciones para los que prefieran el diésel o la gasolina. En el caso del diésel, se podrá elegir entre dos motores de seis cilindros adecuados a la normativa de emisiones Euro 6d. Tanto el menos potente, de 286 CV, como el más potente, de 330 CV, se asociarán a una caja de cambios automática de nueve relaciones 9G-TRONIC que mandará toda su fuerza a las cuatro ruedas a través del sistema de tracción integral 4MATIC.

La opción de gasolina pasará por un potente V8 de 489 CV y 700 Nm de par asociado también a la caja de cambios 9G-TRONIC que se combinará con el sistema EQ Boost. El sistema de microhibridación EQ Boost ofrecerá apoyo eléctrico en algunas acciones, como el arranque, o permitir un extra de potencia de 22 CV y 250 Nm de par brevemente.

Tecnológicamente no faltarán la mayoría de sistemas de seguridad disponibles actualmente, como el asistente activo para retenciones, el control de crucero adaptativo, el control de cambio involuntario de carril o, solo en Europa, un asistente de maniobra con remolque. Para asegurar su capacida off-road, no faltará el sistema de control activo de la carrocería E-Active Body Control y la capacidad de variar individualmente la altura de cada rueda.