MERCEDES-AMG GT

Mercedes-AMG actualiza el AMG GT y lanza una versión limitada

AMG pone al día el GT y presenta una versión limitada orientada a los que disfruten rodando en circuito.

Vuelta récord del AMG GT R Pro en Nürburgring. | MERCEDES-AMG
@alexsoler66

La bestia de AMG ha vuelto. La división deportiva de Mercedes ha actualizado su superdeportivo en busca de adaptarlo a las nuevas tendencias de mercado a partir de elementos que han ido añadiendo otros modelos de la marca, como el AMG-GT Coupé de cuatro puertas. No obstante, se queda lejos de ser ninguna revolución, ya que la estética, tanto interior como exterior, es prácticamente idénctica y sus motores no cambian ni tampoco ofrecen más potencia.

Aun así, los de Affalterbach han introducido algunos cambios que ponen al día a su deportivo, el segundo creado y desarrollado enteramente por AMG después del SLS AMG de 2010. Las principales novedades se encuentran en el interior, con el añadido del nuevo volante AMG Performance, que gana en deportividad y elegancia a la vez y un nuevo cuadro de instrumentos digital de serie.

Principales cambios

Nada más entrar al habitáculo, los dos principales cambios estéticos se presentan justo delante del conductor, con el nuevo volante AMG Performance y un cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas totalmente personalizable por el usuario. En primer lugar, los modos 'Clásico', 'Deportivo' y 'Supersport' cambiarán la apariencia de los indicadores de velocidad y revoluciones, además de añadir en el último información para maximizar el rendimiento, como un indicador de cambio de marcha en modo manual inspirado en la competición. A través del volante, el conductor podrá también elegir información adicional para el lado izquierdo del panel, ocmo la fuerza G, las cifras de par o potencia, que se pueden ver también en la pantalla central, o detalles del motor.

Otro cambio notorio son los controles de la consola central, rediseñados mediante teclas con tecnología TFT. Estos controles, que permiten activar el ESP o cambiar el modo de conducción, entre otras funciones, mantienen la situación de la anterior generación pero se integran en el diseño deportivo del vehículo de un modo más efectivo. Los modos de conducción se podrán cambiar también a través de dos teclas en el volante. AMG ha ajustado el sistema de selector de modos AMG Dynamics para ofrecer los programas 'Basic', 'Advanced', 'Pro' y 'Master', que actuan junto a los modos 'Calzada resbaladiza' y 'Comfort' el 'Basic', 'Sport' el 'Advanced', 'Pro' el 'Sport +' y 'Master' el 'Race', para determinar el nivel de ayudas desplegadas según las necesidades del conductor.

Para los amantes de los circuitos, los nuevos GTGT SGT C y GT R incorporarán el AMG Track Pace, un programa que permite el registro de los datos cuando se rueda en circuitos. Entre sus funciones, es capaz de registrar los tiempos por sector y vuelta y compararlos con un tiempo objetivo. Todos los datos quedan además registrados para visualizarlos tras la jornada y así determinar el ritmo y otros aspectos. Los trazados más populares del mundo están registrados de serie y ofrecerá sus datos en la pantalla del vehículo. Es posible registrar nuevos circuitos.

Prueba del Mercedes-AMG GT R en Motor Zeta.

El exterior de todas las versiones es idéntico al anterior, aunque presenta un rediseño de sus grupos ópticos para adoptar una forma más parecida a la del AMG GT de cuatro puertas. En el trasero, el cambio más notorio será la nueva imagen del difusor trasero y de los nuevos embellecedores del sistema de escape. El GT R se mantiene igual en el trasero aunque incorpora dos embellecedores nuevos de color negro en cada lado del difusor. Mercedes-AMG ofrecerá nuevos diseños de llantas.

AMG GT R PRO

Junto a la actualización de cada versión del GT llega el GT R Pro, una edición limitada desarrollada para ser aún más extrema que la GT R y especialmente dinámica en circuito, aunque podrá circular por carretera. Esta variante hereda tecnología de los modelos de competición de la firma de la estrella y es estéticamente más imponente si cabe.

De este modo, el AMG GT R Pro montará suspensión ajustable tanto automáticamente como manualmente, componentes más resistentes a la exigencia de los circuitos, ajustes en la electrónica para una conducción más dinámica y una respuesta más clara del acelerador, frenos cerámicos, un sistema de protección para vuelcos, cinturones de competición y un extintor, entre otros elementos. El uso de la fibra de carbono será más abundante que en el resto de versiones.

Fichas de todas las versiones del AMG GT en Motor Zeta.

En el exterior, el AMG GT R Pro presenta elementos de competición como un splitter frontal exclusivo, flics laterales de fibra de carbono, salidas de aire laterales y un alerón trasero como el del GT R. Con el paquete de fibra de carbono, disponible de serie, este material también se añadirá al splitter frontal, los faldones laterales y al difusor trasero, además de en el techo y en detalles como en las franjas del capó. Bajo el mismo, su corazón será el mismo motor V8 de 4.0 litros y doble turbo que propulsa todas las versiones con una potencia de 585 CV, la misma que el GT R.