Hyundai i30 N Line

Hyundai i30 N Line, un acabado deportivo para el compacto surcoreano

Tras lanzar el año pasado el deportivo i30 N, Hyundai crea el nuevo acabado N Line para 'radicalizar' su compacto.

Nuevo Hyundai i30 N Line. | HYUNDAI
@alexsoler66

En julio del año pasado llegaban los primeros detalles del Hyundai i30 N, una versión deportiva y extrema del compacto surcoreano, con un motor de 275 CV y un par máximo de 353 Nm. Sus cifras pasaban por una aceleración 0 a 100 km/h en 6,1 segundos y una velocidad máxima limitada de 250 km/h. Como todo buen deportivo, cuenta con selector de modos de conducción, un comportamiento muy dinámico y una estética atrevida, con un trasero agresivo.

Como hacen otras marcas con sus modelos más vendidos, Hyundai quiere trasladar el espíritu deportivo del i30 N al i30 estándar mediante un nuevo acabado bautizado como N Line. Aunque en el comunicado oficial no lo especifica, la marca se refiere al nuevo i30 N Line como el primer modelo de la firma con este acabado, por lo que podría llegar a más modelos.

Deportividad estética y funcional

La filosofía de Hyundai con este nuevo acabado pasa por dotar a su vehículo de un carácter más deportivo tanto estética como funcionalmente, es decir, no se limitará a añadirle retoques en el diseño que lo vuelvan más agresivo, sino que reajustará su propuesta mecánica y componentes como la suspensión y los frenos.

Estéticamente, los paragolpes adoptan un diseño exclusivo del acabado con líneas más musculosas y marcadas adornadas con detalles de contraste en tono plateado. Del mismo modo, el i30 N Line montará llantas específicas diseñadas para el modelo de 18 pulgadas y se mostrará más agresivo gracias, también, a la doble salida de escape en su trasero. No faltarán, como suel ser habitual en estas versiones, distintivos ''N Line'' alrededor del coche.

El habitáculo destacará, sobre todo, por un volante deportivo y, disponible en opción, por asientos deportivos N en ante con, según la marca, un mejor agarre lateral. De serie habrá también detalles como los pedales metálicos y el pomo de la palanca de cambios, también metálica, que alimentarán más el espíritu 'racing' de este acabado.

Detalles mecánicos

La oferta de motores para esta versión N Line pasa por un motor de gasolina T-GDI de 1.4 litros y 140 CV y un CRDi diésel de 1.6 litros y 136 CV de potencia. Ciertamente, en la oferta estándar del modelo ya se encuentran propulsores con la misma potencia, pero Hyundai asegura que se ha trabajado para mejorar la respuesta del motor y su dinamismo a partir de mejoras en la suspensión y los frenos, que en este acabado serán de 16 pulgadas, frente a las 15 de las demás versiones. La marca ha decidido 'calzarlo' con neumáticos Michelin Pilot Sport 4 para un mejor agarre y para seguir alimentando las sensaciones deportivas al conducirlo.

La firma surcoreana no ha especificado el precio que tendrá el i30 con el nuevo acabado N Line pero sí ha confirmado que estará disponible por toda Europa desde este mismo verano.