Mercedes-AMG

El motor más potente de la historia de Mercedes-AMG, desde 73.050 euros

Mercedes-AMG acepta pedidos del nuevo A 45 S y del nuevo CLA 45 S en sus carrocerías Coupé y Shooting Brake.

Mercedes-AMG A 45 S y CLA 45 S.
Mercedes-AMG A 45 S y CLA 45 S. | DAIMLER
@alexsoler66

Los nuevos Mercedes-AMG A 45 S y CLA 45 S ya están disponibles para pedidos con el motor de cuatro cilindros más potente de la historia de la marca alemana. Desde Affalterbach han desarrollado un bloque de 2.0 litros y 421 CV que hará que las variantes más extremas de ambos modelos presenten unas prestaciones dignas de superdeportivos.

Este propulsor solo estará disponible para las variantes S de ambas versiones y mandará toda su potencia a las cuatro ruedas a través del sistema de tracción integral activa AMG Performance 4Matic+ y de la caja de cambios automática de doble embrague y ocho relaciones AMG Speedshift-8G. En combinación ambos sistemas prometen un dinamismo "sobresaliente", con cambios rápidos y precisos y con la capacidad de mandar la fuerza adecuada en cada momento a cada eje. Asimismo, ambos coches contarán con el sistema Drift Mode para derrapar.

Desde 73.050 euros

El precio de acceso a las versiones más deportivas de AMG será 73.050 euros para el AMG A 45 S, equipado con el motor de 421 CV de potencia y 500 Nm de par máximo, el sistema de tracción 4Matic+ y el cambio automático. Este compacto extremo será capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,9 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 270 kilómetros por hora limitada electrónicamente.

Por su parte, el AMG CLA 45 S estará disponible en su silueta cupé, desde 76.725 euros, o con carrocería Shooting Brake, familiar, desde 77.900 euros. Ambos montan el mismo motor que el A 45 S y sus mismos sistemas pero tardan 0,1 segundos más en cubrir el 0 a 100. Como el A 45 S, el CLA Coupé es capaz de alcanzar los 270 km/h de velocidad máxima, también limitada. El CLA Shooting Brake, sin embargo, "solo" alcanzará los 250 km/h, aunque también por limitación electrónica.

Entre el equipamiento exclusivo que ambos coches montarán para diferenciarse del resto de la gama están las llantas AMG de 19 pulgadas, el sistema AMG Real Performance Sound y el volante AMG Performance en cuaro napa y microfibra con teclas AMG, así como unos paragolpes más extremos, un alerón trasero (más atractivo en el A 45 S) y un difusor trasero con cuatro salidas de escape.