BMW M2 CS

El M2 CS, la bomba de BMW Motorsport, ya tiene precio

Sus 450 caballos de potencia ya aceptan pedidos en España.

El M2 CS, la bomba de BMW Motorsport, ya tiene precio
El M2 CS, la bomba de BMW Motorsport, ya tiene precio. | BMW

Para muchos, por su tamaño y radicalidad, el BMW M2 es el continuador espiritual del M3 más agresivo, el de la generación E46, el último armado con el mítico motor de seis cilindros en línea atmosférico. La nueva versión, potenciada hasta los 450 CV y aligerada, se ha convertido en un faro para los seguidores de la marca, y de los deportivos en general. Hablamos, como no, del BMW M2 CS.

Esta semana, la firma alemana ha dado a conocer su gama de precios: parten de los 103.900 euros, unos 28.000 más que la versión Competition que toma como base. Un terreno peligroso, pues es incluso superior al de los últimos M4, que serán renovados en breve, Pero, sin duda, con el M2 CS tenemos lo más radical que fabrica a día de hoy BMW M.

Los secretos del M2 CS

El M2 CS es una versión casi de carreras y más liviana del cupé deportivo alemán. Para responder a la "dieta", se ha recurrido, por ejemplo, a plástico reforzado con fibra de carbono en elementos importantes como el capó –lo que reduce su peso en un 50%–, y el techo. El capó muestra, además, unas generosas tomas de aire que se suman a la optimizada aerodinámica de todo el conjunto.

El motor es el "habitual" seis cilindros de 3 litros con tecnología M TwinPower Turbo, del que se han conseguido extraer 450 caballos –40 más que el Competition–, con un par de 550 Nm para aprovechar mucho y bien la potencia.

Con este corazón, no es extraño que las cifras dejen pasmado a más de uno, pues solo tarda 4 segundos en pasar de cero a cien kilómetros por hora con la transmisión automática M DCT de doble embrague opcional, 4,2 en con el cambio manual que equipa de serie.

Dinámicamente se beneficia de una suspensión adaptativa M, que tiene tres modos de conducción (Comfort, Sport y Sport+), diferencial activo M y frenos reforzados con discos más grandes (400 mm delante y 380 detrás) y pinzas pintadas en rojo (de seis pistones en el eje delantero y de cuatro en el trasero). Opcionalmente también puede equipar frenos carbocerámicos.