Audi

Audi Q8: Con claro carácter deportivo

El nuevo Audi Q8 llega a España con un motor diésel V6 de 286 CV de potencia 84.840 euros.

Nuevo Audi Q8.
Nuevo Audi Q8. | AUDI
@F1Viaplana

Audi acaba de lanzar el Q8 en el mercado español. La primera versión que llega a los concesionarios es la 50 TDI, un diésel V6 con 286 CV, que hemos tenido la oportunidad de conducir por carreteras de Alicante. Los grandes SUVs de lujo no son precisamente los que tiren del mercado, pero en los últimos meses ha habido un gran movimiento con el lanzamiento de los nuevos Porsche Cayenne, Mercedes GLE Coupé, BMW X6, Volkswagen Touareg y ahora el Q8, que acompañará en su singladura al Q7.

Audi ha puesto toda su tecnología disponible en el Q8, erigiéndose en el nuevo buque insignia de la marca. Puede equipar, según las opciones elegidas, suspensión neumática, eje trasero direccional, dirección progresiva deportiva, tecnología mild-hybrid para sus motores y un grupo de sistemas de asistencia a la conducción completísimo. En este sentido, hereda lo ya visto en los Audi A8, A7 y A6, además de un diseño interior que es tremendamente parecido.

Diseño más deportivo

El Q8 tiene un diseño más moderno, deportivo y agresivo que el Q7. Esta imagen más “dinámica” se consigue con unas dimensiones y unas formas más cupé. El Q8 mide 4,98 metros de largo, 1,99 de ancho y 1,70 de alto. Es 7 centímetros más corto que un Audi Q7, casi 4 centímetros más bajo y unos 3 centímetros más ancho. Estas dimensiones se combinan con un diseño todavía más musculoso, en el que llama la atención el imponente frontal y el ensanchamiento del paso de rueda.

En la parte trasera encontramos una luna trasera muy horizontal, spolier, y un portón con ópticas integradas, también LED, que se hallan conectadas mediante una tira de luz y una moldura en color negro.

La marca alemana ha ido a lo seguro para el interior, equipando el diseño de sus últimos modelos top. Es característico el salpicadero con tres pantallas digitales, dos de ellas en posición central y una tercera como cuadro de instrumentos, el conocido Audi Virtual Cockpit.

La pantalla superior central, de 10,1 pulgadas, sirve para controlar el MMI Navigation Plus, que incluye todos los sistemas de infontaintment y navegador. La inferior, de 8,6 pulgadas, sirve para controlar el climatizador. El Audi Virtual Cockpit permite escoger entre dos modos de visualización, uno de ellos con la imagen del navegador a toda pantalla. Opcionalmente puede pedirse un Head-up Display.

Cómodo y espacioso

Muy cómodo delante, las plazas traseras son muy amplias y tienen unos asientos muy ergonómicos. El túnel de transmisión molesta poco, y el pasajero central puede viajar con un nivel de confort razonable. Hay un módulo para controlar el climatizador y la calefacción de los asientos.

El Audi Q8 viene con un portón de maletero de apertura eléctrica. Opcionalmente puede pedirse un sistema de apertura mediante gestualidad del pie. En cuanto a detalles, en el maletero de 605 litros podemos colocar raíles, ganchos y redes para sujetar los bultos. Y si el coche tiene suspensión neumática, mediante un pulsador podemos bajar la altura del plano de carga, para facilitar la entrada de bultos.

Con dos tipos de suspensión

El Q8 ofrece dos tipos de suspensión: la de serie, convencional, y la adaptativa neumática. Esta última permite regular la altura de la carrocería en función del programa activado en el Drive Select. Es decir, si conectamos el modo Dynamic, la carrocería baja 15mm respecto a su altura estándar. En modo Off-Road llega incluso a elevarla para obtener 25,4 centímetros de altura libre.

A través del Drive Select también se regula el tarado de esta suspensión: más rígido en modo deportivo y más suave en modo Comfort. El Drive Select ofrece varios programas: Auto, Comfort, Dynamic, Eco, Individual, All Road y Off Road, cada uno de ellos con una programación específica del tacto de dirección, reactividad del motor y rigidez de la suspensión, entre otros parámetros.

De momento, un diésel

El único motor disponible en el momento del lanzamiento es un diesel de 3 litros, que ofrece 286 CV y 600 Nm de par máximo. Lo monta la versión 50 TDI, que es la primera en llegar a los concesionarios españoles. Está disponible desde 84.840 euros.

En el segundo semestre de 2019 llegarán otros motores: un diésel de menor potencia, 231 CV, que montará la versión 45 TDI; y un gasolina de tres litros y 340 CV, que impulsará la versión 55 TFSI.

Opciones para todos los gustos

Audi comercializa una serie de paquetes de equipamiento opcionales (Tech, Black y SLine) y cuatro paquetes para los sistemas de asistencia, que pueden llegar a ser hasta 39 diferentes. Entre ellos, el control de crucero adaptativo, el asistente en atascos, el asistente de carril, el de emergencia (actúa en el caso de que el conductor no responda o adopte una actitud de pasividad), el Audi pre sense front (llega a frenar el vehículo de forma automática si prevé una colisión inminente contra un obstáculo), el asistente de cruce, el asistente para salir de un aparcamiento en batería, el de aparcamiento remoto, el asistente de remolque, etc. Todo ello gracias al uso de cinco sensores de radar, seis cámaras, doce sensores ultrasónicos y un escáner láser, una tecnología casi propia de un coche autónomo.